Anacamptis pyramidalis

Familia : Orchidaceae


Texto © Dr. Salvatore Cambria

 


Traducción en español de Carlos Jiménez

 

Anacamptis pyramidalis tiene un amplio rango de distribución en Europa, África del Norte y Oriente Medio

Anacamptis pyramidalis tiene un amplio rango de distribución en Europa, África del Norte y Oriente Medio © Giuseppe Mazza

Anacamptis pyramidalis es una especie perteneciente a la familia de las Orchidaceae, originalmente descrita por Linneo como Orchis pyramidalis en su famosa obra Species Plantarum de 1753 y posteriormente transferida al nuevo género Anacamptis por el botánico francés Louis Claude Marie Richard en 1817 en su “De Orchideis Europaeis Annotationes”.

El nombre del género Anacamptis proviene del verbo griego “anacámptein” plegar o doblar, en referencia al largo espolón de la flor o a la forma de los tépalos curvados hacia arriba.

El epíteto específico pyramidalis proviene del latín pyramidal, debido a la forma característica de la inflorescencia de esta orquídea.

La especie tiene una amplia área de distribución que va desde las regiones centro-norte de Europa hasta el área mediterránea, incluyendo algunas regiones del norte de África y de Medio Oriente, moviéndose hacia el este hasta Irán.

En Italia está presente en todas las regiones.

Desde el punto de vista ecológico, se encuentra en zonas abiertas y soleadas como claros, prados, escarpes, bordes de caminos, campos baldíos, pastos y garrigas, prefiriendo los suelos calcáreos.

Habitualmente se encuentra desde el nivel del mar hasta los 800 m, pero excepcionalmente incluso hasta los 1400 m de altitud.

Es una especie herbácea perenne, de 20-30(60) cm de altura, caracterizada por raíces con dos tubérculos ovoides-elípticos y algunas raicillas.

El tallo es más bien esbelto, de color verde pálido, glabro y brillante, a veces ondulado y anguloso en la parte superior.

Las hojas basales son linear-lanceoladas, agudas, de color verde pálido, de hasta 25 cm de largo, mientras que las caulinares se acortan progresivamente y se adhieren al tallo acercándose al ápice hasta transformarse en brácteas violáceas y acuminadas. Por lo general, las hojas tienden a secarse en el momento de la floración.

La inflorescencia es muy vistosa y bastante densa y de forma aproximadamente piramidal al principio y luego, progresivamente, más cilíndrica.

Las flores, de unos 10 mm de largo, aparecen entre marzo y junio, dependiendo de las condiciones climáticas. Su color incluye todas las tonalidades del rosa, desde el rosa claro hasta el violeta cobalto, mientras que rara vez es blanco. Cada flor tiene una bráctea linear, lanceolada, con una mancha violácea en la parte superior, con una longitud como la del ovario, delgada y curvada en forma de S.

Los tépalos laterales más externos son ovado-lanceolados y estirados hacia atrás, mientras que el central y los laterales internos contiguos se fusionan para formar una especie de casco sobre el ginostemio. El labelo es trilobulado, con lóbulos que tienen más o menos el mismo tamaño, pero son bastante variables en forma y tamaño. En la base del labelo mediano están presentes dos laminillas longitudinales estrechas, estrechas y ligeramente extendidas hacia adelante y estiradas hacia abajo.

La inflorescencia, inicialmente piramidal, se vuelve progresivamente cilíndrica

La inflorescencia, inicialmente piramidal, se vuelve progresivamente cilíndrica © Giuseppe Mazza

El espolón es muy delgado, filiforme y flexible, de hasta 15 mm de largo, rico en néctar y orientado hacia atrás y hacia abajo.

El fruto es una cápsula con muchas semillas en su interior. Se reproduce por polinización entomófila realizada por lepidópteros. De hecho, la polinización se produce gracias a algunas especies de mariposas, que atraídas por los efluvios del néctar, proyectan la probóscide hacia la entrada del espolón para alcanzar el néctar.

Las dos laminillas basales del labelo permiten a las mariposas tender su cuerpo entre ellas y los lepidópteros pueden desenrollar la probóscide que, una vez dentro del espolón, se ve obligada a golpear las masas de polen situadas a lo largo del camino para alcanzar el néctar. De esta forma se libera el disco adhesivo con los pólenes que van a adherirse a la probóscide.

Cuando la mariposa visita otra flor, algún grano de polen contenido en su probóscide será fácilmente liberado durante el impacto con el estigma, iniciándose la fecundación.

Dentro de esta especie, con una gran variabilidad morfológica, se han identificado varios taxones de rango intraespecífico, como subespecies y variedades.

Por ejemplo, algunos autores han identificado en el centro-sur de Italia, la subsp. serotina Presser que se distingue de la forma típica por las flores más tardías (floración en junio-julio), más pequeñas, de color rosa pálido y con inflorescencia más escasa y aproximadamente esférica. Sin embargo, dicha entidad no se reconoce en muchas floras y catálogos de flora.

Dentro de las variedades conocidas podemos recordar: Anacamptis pyramidalis var. nivea P. Delforge, con flores blancas, bastante común en el sur de Italia; Anacamptis pyramidalis var. tanayensis Chevenard, de flores más pequeñas que el tipo y de color violáceo, difundida en los Alpes suizos y franceses; Anacamptis pyramidalis var. urvilleana, de flores pequeñas blanco-rosadas e inflorescencia oblonga, de floración temprana (febrero-abril); presente en las islas del archipiélago maltés. Esta última a veces se trata como una subespecie o incluso como una especie en sí misma (Anacamptis urvilleana Sommier & Caruana Gatto).

Se conoce la presencia de híbridos con otras especies de Anacamptis, entre las que se pueden mencionar: Anacamptis × duquesnei (A. palustris × A. pyramidalis); Anacamptis × klingei (A. laxiflora × A. pyramidalis); Anacamptis × laniccae (A. morio × A. pyramidalis); Anacamptis × simarrensis (A. coriophora fragrans × A. pyramidalis); Anacamptis × van-lookenii (A. papilionacea × A. pyramidalis).

La polinización está encomendada a algunas especies de mariposas atraídas por el olor del néctar. Numerosos híbridos, incluso con otros géneros de Orchidaceae

La polinización está encomendada a algunas especies de mariposas atraídas por el olor del néctar. Numerosos híbridos, incluso con otros géneros de Orchidaceae © Giuseppe Mazza

Anacamptis pyramidalis también puede hibridar con otras especies pertenecientes a otros géneros de Orchidaceae, como, por ejemplo, × Serapicamptis forbesii Godfery (A. pyramidalis × S. lingua).

El nombre común españolcomún es Orquídea Piramidal, pero en las diferentes regiones del país la especie se conoce con otras denominaciones dialectales. Por ejemplo, en la región de Veneto se llama Aio de can, Cipolla cipressina en Toscana, Cocolutis di prad en Friuli, Pizzungurdu en Sicilia, etc. En inglés se conoce como Pyramidal Orchid, mientras que en Francia se conoce como Orchis pyramidal.

Sinónimos: Orchis pyramidalis L. (1753), Aceras pyramidale (L.) Rchb.f. (1850), Anacamptis brachystachys (d’Urv.) Nyman (1890), Anacamptis pyramidalis subsp. durandii (Bréb.) K. Richt. (1890), Anacamptis durandii Bréb (1835), Anacamptis pyramidalis subsp. algarbiensis Gand. (1910), Anacamptis pyramidalis subesp. condensata (Desf.) H.Lindb. (1932), Orchis appendiculata Stokes (1812), Orchis brachystachys d’Urv. (1822), Orchis condensata Desf. (1799), Orchis cylindrica K.Koch (1846).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.