Barbosella cucullata

Familia : Orchidaceae


Texto © Pietro Puccio

 


Traducción en español de Laura María Barroso Rodríguez

 

La especie es nativa de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, lugares en donde crece sobre árboles de la foresta húmeda andina o sobre rocas recubiertas de musgo, entre 1500 y 3200 m de altitud.

El género hace honor al explorador y naturalista brasileño João Barbosa-Rodrigues (1842-1909); el epíteto específico proviene del adjetivo latino “cucullatus, a, um” = encapuchado, con caperuza, en referencia a la forma de su columna que recuerda al “cucullus”, típico tocado galo.

La Barbosella cucullata (Lindl.) Schltr. (1918) es una especie epífita o epilítica, bastante variable, de rizoma corto y rastrero que forma densas matas con tallos cortos provistos en el extremo de una sola hoja de oblonga-lineal a oblanceolada, entre 4 y 10 cm de largo y de 0,4 a 0,8 cm de ancho, coriácea, de color verde pálido y de haz brillante. La inflorescencia se localiza sobre un pedúnculo fino y erecto, de 8-18 cm de largo, portando una sola flor translúcida de color variable, que puede estar entre amarillo, marrón claro y morado, con sépalo dorsal lineal y de ápice largo y puntiagudo, entre 2 y 5 cm de largo y 0,2 cm de ancho, y sépalos laterales lineal-lanceolados largos y puntiagudos, fusionados para formar un único sépalo de ápice bífido, prácticamente de la misma longitud que el dorsal y de 0,4 a 0,6 cm de ancho en la base; pétalos filiformes, de 1-2 cm de largo y 0,1-0,2 cm de ancho en la base, labelo oblongo suculento, de 0,3 cm de largo 0,2 cm de ancho y columna caperuzada de 0,3 cm de largo y 0,1 cm de ancho. Se reproduce por semillas, in vitro, y por división, con cada una de las secciones provista de al menos 3 o 4 pseudobulbos. Se trata de una especie de tamaño reducido y floración generosa, que requiere sombra, temperatura más bien fresca, entre 10 y 25 ºC, humedad medio-alta, entre el 65 y 75%, y ventilación constante.

Barbosella cucullata, Orchidaceae

La Barbosella cucullata es una especie epífita o litófita de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Forma densas matas con hojas coriáceas y de haz brillante, verde claras, de 4-10 cm. Flores individuales translúcidas de color variable, entre el amarillo, el marrón claro y el morado, sobre un tallo fino de 8-18 cm, con sépalo dorsal lineal largo y puntiagudo, de 2-5 cm, y sépalos laterales análogos. Pétalos filiformes de 1-2 cm de largo, labelo oblongo suculento, de 0,3 cm de largo, 0,2 cm de ancho, y columna caperuzada de 0,3 cm de largo y 0,1 cm de ancho que, como indica el epíteto específico, recuerda a un tocado típico galo. Cultivo relativamente fácil y floración generosa © Giuseppe Mazza

Los riegos deben ser frecuentes y abundantes en verano, más espaciados en invierno permitiendo que el sustrato se seque parcialmente, aunque nunca por completo, antes de regar nuevamente, empleando agua de lluvia, desmineralizada o de ósmosis inversa. Requiere fertilización cada dos semanas, usando preferiblemente un producto equilibrado e hidrosoluble, con microelementos, diluido a 1/8 de la dosis reflejada en el envase, ya que las raíces son sensibles a la acumulación de sales. Se puede colocar encima de un tronco, una corteza o plancha de corcho o raíces de helechos arborescentes, sobre una capa de esfagno para mantener la humedad, o bien en macetas o cestas, con sustrato constituido por fragmentos de corcho de grosor medio y esfagno. Los trasplantes y cambios de maceta deben realizarse, cuando sea estrictamente necesario, al comienzo de una nueva fase vegetativa.

A causa de su reducido tamaño, se adapta al cultivo de interior en terrarios y orquidiarios.

Esta especie está recogida en el apéndice II del CITES (especie para la que el comercio está reglamentado a nivel internacional).

Sinónimos: Restrepia cucullata Lindl. (1845); Restrepia rhynchantha Rchb.f. & Warsz. (1854); Restrepia varicosa Lindl. (1859); Restrepia antennifera var. angustifolia Kraenzl. (1899); Masdevallia longiflora Kraenzl. (1906); Barbosella rhynchantha (Rchb.f. & Warsz.) Schltr. (1918); Barbosella longipes Schltr. (1920); Barbosella longiflora (Kraenzl.) Schltr. (1921); Pleurothallis rhynchantha (Rchb.f. & Warsz.) L.O.Williams (1939); Pleurothallis angustisegmenta C.Schweinf. (1942).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.