Scomber scombrus

Familia : Scombridae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Scomber scombrus, Caballa, Scombridae

La Caballa (Scomber scombrus) se reúne en densos cardúmenes, demersales o pelágicos según la estación, en el Atlántico Norte, el Mediterráneo y el Mar Negro © G. Mazza

La Caballa (Scomber scombrus Linnaeus, 1758) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden Perciformes y a la familia Scombridae, que cuenta con 15 géneros y 54 especies tropicales o subtropicales, de aguas marinas y salobres. Se trata de rápidos depredadores, a veces de gran tamaño como el atún rojo (Thunnus thynnus), que supera fácilmente los 3 m de longitud, pero también de especies de dimensiones modestas, como la Caballa.

El nombre genérico Scomber y el específico scombrus son respectivamente los nombres comunes en latín «scomber» y en griego «σκόμβρος» (skombros) de este pez, elegidos a propósito por Linneo para resaltar su gran popularidad.

Zoogeografía

La Caballa está presente en el Atlántico norte, desde Marruecos hasta Noruega y en las costas americanas desde Estados Unidos hasta Canadá. También es frecuente en el Mediterráneo y el Mar Negro, y se pesca mucho en el Canal de la Mancha y el Mar del Norte.

Ecología-Hábitat                                                                                                       

Es un pez gregario que nada sin descanso en grandes cardúmenes desde la superficie hasta los 200-250 m de profundidad. De hecho, no puede quedarse parado porque, al carecer de vejiga natatoria, iría al fondo si lo hiciera. Por tanto, es obvio que es un excelente nadador, capaz de moverse lentamente, con un bajo consumo energético, pero también de alcanzar los 10 km/h cuando es necesario.

Durante el invierno, la caballa es demersal, es decir, vive cerca del fondo marino. En febrero, cuando el agua comienza a calentarse, sube a la superficie y se vuelve pelágica para llegar a los lugares idóneos para la reproducción, donde cada año se reúnen numerosos bancos entre marzo y julio para la puesta.

Scomber scombrus, Caballa, Scombridae

Posee dos aletas dorsales. La primera, erigida aquí, se pliega en una carcasa especial cuando nada. Se alimenta principalmente de crustáceos planctónicos y pequeños peces © Giuseppe Mazza

Morfofisiología

Scomber scombrus puede alcanzar los 60 cm de longitud y 3,4 kg de peso, pero los ejemplares capturados suelen medir 30-40 cm. El cuerpo es ahusado con una cabeza puntiaguda y dos aletas dorsales bien separadas. La primera, con 8-14 radios espinosos erigidos en posición defensiva, se pliega en una carcasa especial para no ralentizar la natación; la segunda, más pequeña, tiene 11-13 radios blandos. Las aletas pectorales, triangulares, poseen 18-21 radios inermes y las pélvicas, puntiagudas, 1 radio espinoso y 5 blandos. La aleta caudal tiene forma de hoz, como corresponde a los peces que nadan rápidamente, precedida en el dorso y ventralmente por 5 pequeñas aletas plumosas.

No hay dimorfismo sexual evidente. Presenta un característico dorso verdoso con reflejos metálicos cebrados, con 23-32 trazos ondulantes negros, mientras que el vientre y los costados son plateados.

Etología-Biología Reproductiva

La caballa se alimenta principalmente de crustáceos pelágicos que captura mientras nada, filtrando el agua con la boca abierta, con largas branquispinas, pero los adultos también tragan peces pequeños, en particular sardinas y anchoas juveniles que encuentran en el curso de sus desplazamientos.

Los grupos reproductores se forman a 80-120 m de profundidad cuando el agua está a 12-13 °C. El ovario maduro de una hembra contiene 360.000-450.000 huevos y desova 40.000-50.000 cada vez. Estos miden 1-1,38 mm y contienen una gotita aceitosa de 0,3-0,4 mm que los transporta flotando hacia la superficie mientras son fecundados por los numerosos machos presentes.

Scomber scombrus, Sgombro, Caballa

Al carecer de vejiga natatoria, tiene que estar siempre nadando para no hundirse hasta el fondo. Los bancos se reúnen cada año en determinados lugares para reproducirse © Giuseppe Mazza

Los huevos son pelágicos y eclosionan a los 5 días. Las larvas se dirigen luego a zonas más resguardadas, hacia las costas, donde crecen alimentándose principalmente de copépodos.

Después de un año, los juveniles ya miden 25 cm con un peso de 100 g, pero luego el crecimiento se ralentiza y hay que esperar otros 2 años para que alcancen la madurez sexual, cuando miden 30 cm. La caballa es un pez longevo y, si no se pesca o es cazado, tiene una esperanza de vida de unos 20 años. Sus enemigos naturales son los atunes y los delfines, pero el declive que se produce en muchas zonas, como en el Mar del Norte, está vinculado a la pesca industrial con una facturación, sólo en Inglaterra, de casi 600 millones de euros.

Aparte de servir de alimentos a otros animales, el consumo de Scomber scombrus es muy elevado. Frecuente en la cocina también por su bajo coste, es rica en vitaminas y ácidos grasos omega-3, que reducen los riesgos cardiovasculares, fortalecen el sistema inmunológico y previenen la artritis y el Alzheimer.

Si bien existen medidas para regular la talla mínima de las capturas -de 18 a 30 cm según las áreas, para darle tiempo a crecer y reproducirse- en algunos lugares la especie ya muestra, en 2020, un cierto descenso. Su resiliencia es decente, con una posible duplicación de las poblaciones en 1,4-4,4 años, pero el índice de vulnerabilidad de la especie ya marca 44 en una escala de 100.

Sinónimos

Scomber glauciscus Pallas, 1814; Scomber vernalis Mitchill, 1815; Scomber vulgaris Fleming, 1828; Scomber vulgaris Wood, 1837; Scomber scriptus Couch, 1863.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.