Acanthurus japonicus

Familia : Acanthuridae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 

ignacio.gif
Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

Acanthurus japonicus, Cirujano Japonés , Acanthuridae

El Acanthurus japonicus no vive solo en Japón, sino que llega más allá de Indonesia © Giuseppe Mazza

Poco presente en los acuarios, el Ciruja- no Japonés (Acanthurus japonicus Schmidt, 1931) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con las aletas radiadas, al orden Perciformes y a la familia Acanthuridae.

El nombre del género Acanthurus viene del griego “akantha”, espina, y “ura”=cola, por la espina afilada como una navaja que estos peces muestran a ambos lados de la cola. El epíteto específico japonicus = de Japón, en latín, indica el más notable país del que proviene.

Zoogeografía

Además de en Japón, el Acanthurus japonicus habita en Taiwan , las Filipinas, Indonesia, Palau y en las islas de Andamán, Ogasawara y Ryukyu.

Ecología-Hábitat

Vive en las formaciones coralinas, gene- ralmente sobre las plataformas y en las crestas entre los 5-15 m de profundidad. Es raro encontrarlo bajo los 20 m.

Morfofisiología

Puede alcanzar los 21 cm, pero el tamaño medio ronda los 14 cm de longitud. El cuerpo es aplanado, casi oval, con una única y gran aleta dorsal con 9 espinas y 28-31 radios blandos. La anal es simétrica pero más corta; las ventrales y las pectorales son de modesto tamaño; la caudal es truncada. La coloración es un tanto variable en función del ánimo del pez, pero presenta algunos puntos clave, inmutables: siempre presenta una larga banda blanca que va desde el ojo hasta el labio superior; los radios suaves de la aleta dorsal presentan una vistosa banda anaranjada; el pedúnculo caudal, con su espina cortante, es amarillo.  El cuerpo puede ser muy oscuro, con tonalidades marrones y azules, o muy claro, llegando casi al amarillo. La boca sobresale en el perfil del cuerpo, con dos labios carnosos y minúsculos dientes.

Acanthurus japonicus,  Cirujano Japonés , Acanthuridae

La coloración es muy variable pero con algunos puntos clave. No está en peligro © Giuseppe Mazza

Etología-Biología Reproductiva

El Acanthurus japonicus jamás se queda quieto. Nada durante todo el día, en grupos más o menos numerosos, en las zonas más soleadas del arrecife, donde crecen las algas. Aunque es prevalentemente vegetariano, enriquece a menudo su dieta con pequeños crustáceos y otros animales que encuentra entre las algas y los corales. Tras la fecundación, los huevos se dispersan y las larvas atraviesan diversos estadíos. Los jóvenes se pueden confundir con los del Acanthurus nigricans y se asemejan también a los del Acanthurus leucosternon.

Dada la modesta talla y la tendencia omnívora es un pez que, teóricamente, podría tenerse en un acuario, pero en la práctica no es así. Como muchos Acanthurus es un verdadero alborotador que no tolera la presencia de congéneres. Y, como si no bastase con esto, es muy sensible a un protozoo ciliado, el Cryptocaryon irritans, que provoca la enfermedad del punto blanco.

Debido a su pequeño tamaño no es pescado ni siquiera para usos alimentarios. Las poblaciones pueden doblarse en apenas 15 meses y el nivel de vulnerabilidad, 22 sobre 100, es obviamente bajo.

Sinónimos

Hepatus aliala japonicus Schmidt, 1931.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.