Arothron meleagris

Familia : Tetraodontidae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 

ignacio.gif
Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

El Arothron meleagris tiene una elegante librea a manchas que recuerda a la de la gallina pintada © G. Mazza

El Arothron meleagris tiene una elegante librea a manchas que recuerda a la de la gallina pintada © G. Mazza

El sorprendente Tamboril Negro o Tamboril de Aletas Punteadas (Arothron meleagris Lacepède, 1798), pertenece a la clase de los Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al variopinto orden de los Tetraodontiformes y a la familia Tetraodontidae.

El nombre del género Arothron viene del griego “a“, carente, y “rothron”=narina. De hecho, en estos animales los tentáculos nasales no muestran aberturas aparentes, siendo peces “sin narinas”, aunque si puede que tengan funciones olfativas. El nombre específico viene del latín “meleagris”, el nombre que, según los escritos de Plinio el Viejo, los romanos daban a la gallina pintada de Guinea, bautizada no en vano por Linneo como Numida meleagris.

Pero, ¿qué tiene que ver la pintada con este pez? Simple. Esto es debido a que, aunque el Arothron meleagris puede ser totalmente amarillo, la librea más difundida toma el diseño a manchas blancas de esta ave.

Zoogeografía

Como el Arothron hispidus , al que se asemeja mucho, el tamboril negro tiene una distribución muy amplia, aunque más selectiva. Está presente a lo largo de las costas tropicales del océano Índico y del océano Pacífico, con predilección por las pequeñas islas y atolones, pero está ausente en el mar Rojo.

El 25% de los ejemplares son amarillos. Todos tienen un veneno 100 veces más potente que el cianuro © Giuseppe Mazza

El 25% de los ejemplares son amarillos. Todos tienen un veneno 100 veces más potente que el cianuro © Giuseppe Mazza

Ecología-Hábitat

Vive solo en las aguas cristalinas de las formaciones coralinas, generalmente en los primeros 20 m, a menudo en los taludes, pero nunca más allá de los 70 m de profundidad.

Morfofisiología

Tiene una longitud máxima de 50 cm, un cuerpo ovoide, que puede inflarse de agua o aire cuando es molestado o está en peligro, asumiendo la característica forma esférica que impide que los predadores lo aferren y les recuerda, se han tenido experiencias previas, que está cargado con tetrodo- toxina, un veneno que bloquea la respiración, 100 veces más potente que el cianuro, contenido sobre todo en la piel y en los órganos internos.

La aleta dorsal y la aleta anal, ligeramente pedunculadas, son de similar tamaño y están en una posición bastante trasera. Participan en la propulsión con la ancha aleta caudal espatulada, movida por un robusto pedúnculo, y las pectorales, con forma de abanico, colocadas junto a las aberturas branquiales. Carece de aletas ventrales. La boca es pequeña con 4 características placas dentales que forman un robusto pico para desmenuzar los corales. Los ojos, circundados por un anillo muscular, sobresalen del perfil de la cabeza.

La librea más extendida es la que es de color marrón negruzco, en ocasiones violácea, con tantas pequeñas manchas blancas presentes incluso en las aletas, pero alrededor del 25% de los sujetos son de un bello amarillo brillante con algunas manchas negras.

Se alimenta sobre todo de pólipos de coral, pero también de moluscos, anélidos, equinodermos, tunicados, esponjas, briozoos, residuos orgánicos y algunas algas, muy a menudo tóxicas, para fabricar su potente arma secreta: la tetrodotoxina. Su sistema digestivo no lo degrada, acumulándola metódicamente, día tras día © Giuseppe Mazza

Se alimenta sobre todo de pólipos de coral, pero también de moluscos, anélidos, equinodermos, tunicados, esponjas, briozoos, residuos orgánicos y algunas algas, muy a menudo tóxicas, para fabricar su potente arma secreta: la tetrodotoxina. Su sistema digestivo no lo degrada, acumulándola metódicamente, día tras día © Giuseppe Mazza

Etología-Biología Reproductiva

El Arothron meleagris se alimenta sobre todo de pólipos de coral, pero también de moluscos, anélidos, equinodermos, tunicados, esponjas, briozoos, restos orgánicos y algunas algas, a menudo tóxicas.

No es capaz de fabricar la tetrodotoxina, su potente arma secreta, de hecho, sino solo de concentrarla, especialmente en el hígado y las gónadas, alimentándose de las bacterias y algas que la producen. Su sistema digestivo, indiferente al veneno, no lo degrada, acumulándolo metódi- camente, día tras día.

Sobre la modalidad reproductiva y el desarrollo larvario se sabe poco.

En cualquier caso, aunque algunos ejem- plares terminan en los acuarios domé- sticos o en los platos destinados a los maníacos del fugu, no es una especie en peligro, gracias a su amplia distribución, carencia de enemigos naturales y su capacidad de duplicar los efectivos poblacionales en tan solo 1,4-4,4 años. El índice de vulnerabilidad de esta especie es de 34 sobre 100.

Sinónimos

Arothron ophryas Cope, 1871; Ovoides latifrons Jenkins, 1901; Tetraodon lacrymatus Quoy & Gaimard, 1824; Tetraodon meleagris Lacepède, 1798; Tetrodon setosus Smith, 1886.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.