Bodianus diana

Familia : Labridae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Bodianus diana (Lacepède, 1801) pertenece a la clase de Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden de los Perciformes, con más de 150 familias, y a la familia Labridae, con 71 géneros y 549 especies. Peces que van desde 4,5 cm de longitud hasta más de 2 m, a menudo variopintos y con sorprendentes cambios de sexo.

El nombre genérico Bodianus deriva del término portugués «bodiano, pudiano» = pudor, dado que las aproximadamente 30 especies que engloba, a menudo tienen la cabeza con tonos enrojecidos, casi por pudor.

El término específico diana recuerda, por la belleza y la elegante forma de medialuna de este pez, a la mítica deidad romana de la caza con arco, la diosa protectora de la belleza de los bosques, de los arroyos y de la luna.

Bodianus diana, Labridae

Reemplazado por dos especies similares en el Pacífico, Bodianus diana es un lábrido frecuente en las aguas tropicales del Océano Índico © Giuseppe Mazza

Zoogeografía

Bodianus diana, reemplazado por especies análogas en el Pacífico, es común en las aguas tropicales del Océano Índico. Como indicación, después del Mar Rojo y el Golfo de Adén, lo encontramos en África Oriental y bajando, a lo largo de la costa, hasta Sudáfrica, en las islas Seychelles, Reunión, Mauricio, Maldivas y Chagos, en Sri Lanka, en Tailandia con las islas adyacentes de Andamán, en las islas Cocos y finalmente en la isla Christmas.

Ecología-Hábitat

Vive en las formaciones madrepóricas, entre 6-50 m de profundidad, pero más a menudo a 6-25 m, donde el agua es relativamente cálida, 24-28° C, que es el ambiente propicio para su madrépora favorita: Heliofungia actiniformis, una de las «madréporas hongo» con una base circular calcárea plana, con surcos radiales, que se desarrolla en los fondos arenosos y de los que salen largos tentáculos, similares a los de las anémonas de mar, cuando no está en reposo.

Bodianus diana, Labridae

No supera los 17 cm de longitud. Vive solo o en pareja alimentándose de moluscos, erizos, estrellas de mar y poliquetos, sin descuidar pequeños peces © Florent Charpin

Es un pez de natación rápida que no teme demasiado a las corrientes, ya que también está presente en el talud exterior de los arrecifes.

Morfofisiología

Bodianus diana no supera los 17 cm. El cuerpo es alargado con la cabeza puntiaguda y una boca con dientes caninos curvados hacia adentro, como ganchos, para aferrar la comida en los recovecos.

La aleta dorsal tiene 12 espinas y 10 radios; la anal, más corta, 3 espinas y 12 radios; las aletas pélvica y pectoral, con 11-15 radios, son igualmente inermes; la cola es truncada.

En los adultos, la cabeza y la parte superior del cuerpo son de color marrón rojizo, con 4 manchas amarillas en el dorso mezcladas con manchas negras hacia el pedúnculo caudal cuyo color se degrada a un rosa desteñido, cada vez más claro, con una mancha negra llamativa al comienzo de la aleta caudal, esta última parcialmente translúcida.

Bodianus diana, Labridae

Por su elegante perfil, en forma de medialuna, el nombre específico está dedicado a Diana, la diosa protectora de la belleza de los bosques, de los arroyos y de la luna © Florent Charpin

La aleta anal también es rosada con una gran mancha negra seguida de una más pequeña. Ambas tienden a desaparecer con la edad.

La aleta pélvica es negra con bordes claros que tienden al amarillo o al rosado. La parte central del cuerpo es luminosa con elegantes escamas amarillas con un borde oscuro que recuerda el color del dorso.

La forma juvenil es completamente diferente, de color marrón rojizo con hileras de manchas blancas a veces unidas en bandas longitudinales.

Las manchas negras son más vistosas, con un borde claro que crea ojos falsos para confundir a los depredadores. Las más llamativas son el ocelo hacia el final de la aleta dorsal y el ocelo simétrico en la anal.

En esta fase juvenil se notan más las diferencias con el análogo Bodianus dictynna del Pacífico, donde el moteado claro se une formando rayas, mientras que los adultos son prácticamente idénticos.

Bodianus diana, Labridae

Cuando es joven, la librea es completamente diferente y actúa como un «lábrido limpiador», librando a los peces grandes de ectoparásitos © Rick Stuart-Smith, Reef Life Survey

Etología-Biología Reproductiva

Bodianus diana es muy territorial. Vive solo o en pareja, alimentándose de moluscos gasterópodos o bivalvos, erizos, estrellas de mar y poliquetos, sin descuidar a los pequeños peces que pasan cerca. Cuando es joven, actúa como un «lábrido limpiador» en busca de peces grandes a los que libra de ectoparásitos.

No hay cuidado parental y después de la fecundación los huevos son abandonados a las corrientes. La resiliencia de la especie es buena, con la posible duplicación de sus efectivos en 1,4-4,4 años, e incluso si Bodianus diana se pesca a veces para acuarios domésticos, su captura indiscutiblemente insignificante no afecta el índice de vulnerabilidad, hoy (2020) modesto, con un valor de 31 en una escala de 100.

Sinónimos

Labrus diana Lacepède, 1801; Lepidaplois diana (Lacepède, 1801); Lepidaplois aldabrensis Smith, 1956.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!