Boletus aestivalis

LOREDANA.gif
Texto © Loredana Battisti

 

SUSANA.gif
Traducción en español de Susana Franke

 

El retículo se extiende sobre todo el pie. Frecuente en verano. Óptimo comestible © Giuseppe Mazza

El retículo se extiende sobre todo el pie. Frecuente en verano. Óptimo comestible © Giuseppe Mazza

Familia: Boletaceae Chevalier.

Subfamilia: Boletoideae Singer.

Género: Boletus Dillenius: Fries.

Sección: Edules Fries.

Boletus aestivalis Paulet : Fries 1838.

El nombre deriva del latín “aestivalis = del verano, en cuanto su crecimiento es prevalentemente veraniega.

El género Boletus se caracteriza por hongos con himenóforo (estructura que contiene la parte fértil del hongo, el himenio, donde se realiza la producción de las esporas), formado por tubos y poros fácilmente separables de la carne de abajo del sombrero. La Sección Boletus agrupa especies mayormente robustas, de carne blanca inmutable, pie con retículo, el himenóforo presenta una coloración blanca en el joven, amarilla en su madurez y verde olivácea en edad avanzada (como el color de la esporada).

Sombrero: de medias a grandes dimensiones de 5-20 cm y mas, carnoso; inicialmente hemisférico, luego convexo, finalmente aplanado, cutícula seca, glabra, finamente aterciopelada en los jóvenes ejemplares, a veces presenta resquebrajamientos en tiempo seco, tiene una coloración ocre-parda, avellana, también con tonalidad pardo oscuro.

Himenóforo: tubos muy diminutos, largos, redondeados, adnatos, de blancos a amarillo a verde oliva con la maduración de las esporas, fácilmente separables de la carne del sombrero, inmutables al corte, poros diminutos del mismo color que los tubos, inmutables al tocarlos.

Pie: 4-18 x 3-5 cm, carnoso y robusto, de obeso a cilíndrico, panzón, bulboso, muy variable, de color avellana muy claro, presenta un retículo concolore que se extiende sobre todo el pie, tanto que tal característica es aquella que le confiere el nombre de Boletus reticulatus.

Carne: blanca, sólida, compacta, tierna en su madurez e inmutable. Olor y sabor de hongo.

Boletus aestivalis: basidios, cistidios y esporas © Pierluigi Angeli

Boletus aestivalis: basidios, cistidios y esporas © Pierluigi Angeli

Reacciones químicas: no significativas.

Esporas: elíptico-fusiformes, lisas, de dimensiones 12,5-16 x 4-5 µm.

Hábitat: en bosques de latifolias, roble, castaño, avellano, pero también en bosques de coníferas (abetos y pinos), especie puramente xerófila, amante de los lugares cálidos y secos, muy rara en el norte mientras es más común en las zonas mediterráneas y apenínicas. El período de crecimiento es va desde la primavera hasta el inicio de otoño.

Comestibilidad: óptimo comestible; también crudo, consumido en pequeña cantidad.

Notas: especie de fácil identificación sobre todo por el retículo que se extiende sobre todo el pie.

Observaciones: hongo muy común y también muy buscado junto a aquellos del mismo grupo conocidos como “porcinos” Boletus aereus, Boletus edulis, Boletus pinophilus. Se distingue del B. Edulis ya sea por el hábitat, en cuanto este último prefiere un clima mas fresco, ya sea por una cutícula algo viscosa y un retículo sobre el pie blanco y poco extendido, a veces resulta difícil distinguirlo del Boletus aereus cuando el Boletus aestivalis tiene una tonalidad del sombrero mas oscura; del Boletus pinophilus difiere por una coloración rojiza-vinosa sobre el sombrero y retículo concolore, características típicas de esta última especie. Además el error mas desagradable se podría tener con el Tylopilus felleus (porcino del fiele) que aparentemente, y sobre todo en los ejemplares jóvenes, podría ser confundido con Boletus aestivalis; pero atención porque esta especie tiene un sabor amarguísimo: basta solamente un pequeño ejemplar para rendir incomible un óptimo plato de porcinos. Se distingue además por el color de los poros, rosa en su madurez, y por un grueso retículo sobre el pie.

 

→ Para informaciones generales sobre hongos ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de las SETAS y encontrar otras especies, clicar aquí.