Haliotis tuberculata

Familia : Haliotidae


Texto © Prof. Marco Oliverio

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Haliotis tuberculata

Conocido como Oreja de Venus, Oreja de San Pedro u Oreja de Mar, Haliotis tuberculata es un molusco frecuente en el Mediterráneo y en las costas atlánticas, desde el Canal de la Mancha hasta la Macaronesia y África Occidental, en aguas superficiales de hasta 15-20 m de profundidad. Este ejemplar pace en un fondo rocoso cubierto de algas. Cabo Noli (Liguria – Italia) © Maurizio Pasi

Las 56 especies actualmente reconocidas dentro de la familia Haliotidae se conocen como «orejas de Venus» en italiano, «abalone» u «ormer» en inglés, «ormeaux» en francés, «abulones» u «orejas de mar» en español.

La familia se conoce desde el Cretácico superior. Muchas especies extramediterráneas tienen un interés comercial considerable tanto por su consumo como (especialmente en el pasado) por el nácar de la concha. Haliotis tuberculata Linnaeus, 1758 se explota comercialmente en Francia, España, Italia y, en menor medida, en otros países. Las especies de la familia Haliotidae se caracterizan por una peculiar concha auriforme (de ahí su nombre común) con los típicos orificios dispuestos en sentido espiral.

El nombre del género Haliotis proviene del griego ἅλς (sal) y οὖς (oreja). El epíteto específico tuberculata proviene del latín «tuberculatus», con tubérculos, en referencia a la concha de las formas más comunes, con numerosos tubérculos.

Haliotis tuberculata

Detalle de la cabeza de un ejemplar, también en las aguas del Cabo Noli. Se observan los ojos en la base de los tentáculos cefálicos y el ancho pie con muchos tentáculos. Falta el opérculo. La concha, nacarada en el interior, puede ser de color verde, marrón grisácea o rojiza. Con el tiempo se cubre de organismos miméticos incrustantes © Maurizio Pasi

Zoogeografía

Los Haliotidae se distribuyen en los fondos rocosos de los mares templados y tropicales, hasta unos 30 metros de profundidad (y, por lo tanto, están ausentes donde los fondos blandos, arenosos o fangosos predominan en gran medida sobre los duros, como a lo largo de las costas del noreste de América, o en las occidentales del subcontinente indio).

Haliotis tuberculata es una especie común en el Mediterráneo, en aguas superficiales de hasta 15-20 m de profundidad, y está presente en el Atlántico desde el Canal de la Mancha hasta las costas de África Occidental y en los archipiélagos de la Macaronesia (Azores, Canarias, Madeira y Cabo Verde). Se caracteriza por una considerable variabilidad morfológica y cromática, y la clasificación de las poblaciones de las distintas áreas no está aún clara: se supone que las mediterráneas pertenecen a la subespecie Haliotis tuberculata lamellosa, y las atlánticas pueden pertenecer a dos subespecies, Haliotis tuberculata tuberculata (costas continentales) y Haliotis tuberculata coccinea (áreas insulares).

Haliotis tuberculata

Ejemplar sobre un fondo rocoso en Boccadasse, Liguria. Nótese la superficie de la concha, particularmente ‘rugosa’ en la forma más típica, y los orificios de exhalación, generalmente de 5 a 7, en la concha, de los que también salen algunos tentáculos paleales. En Haliotis tuberculata los sexos están separados y la fecundación es externa © Francesco Caroli

Morfofisiología

Los ejemplares adultos en el Mediterráneo alcanzan los 5-7 cm de longitud, pero se pueden encontrar ejemplares más grandes, raramente hasta los 10-11 cm, más frecuentes en las poblaciones atlánticas.

Los haliótidos son herbívoros y la mayoría de las especies, incluida Haliotis tuberculata, se alimentan principalmente de algas rojas y, en menor medida, de algas pardas o verdes. Las larvas viven a expensas de las reservas vitelinas (no del fitoplancton) y los ejemplares juveniles comienzan su vida post-metamórfica alimentándose de la película de microorganismos en la superficie de las algas, de las que gradualmente pasarán a alimentarse a medida que crecen.

La concha está dotada de típicos orificios a lo largo de una línea espiral, que corresponden a las aberturas de la cavidad paleal subyacente, con una función principalmente de exhalación.

Haliotis tuberculata

Un ejemplar de concha muy lisa, no particularmente típica, paciendo sobre una roca cubierta de algas en Liguria. Nótese la llamativa expansión lateral del pie © G. Mazza

Etología-Biología Reproductiva

Haliotis tuberculata tiene sexos separados y se reproduce por fecundación externa; en las islas del Canal de la Mancha se reproduce en verano, pero en el resto de su área de distribución la temporada de reproducción puede ser distinta, y en las zonas más cálidas puede durar todo el año.

Las larvas son trocóforas (una especie de peonza con una banda de cilios ecuatoriales) y lecitotróficas (es decir, que se alimenta exclusivamente de las reservas de yema originalmente presentes en el huevo), con una fase de dispersión planctónica de 3 -15 días, duración que depende de la temperatura del agua.

Sinónimos

Haliotis adriatica Nardo, 1847; Haliotis lamellosa Lamarck, 1822.

 

→ Pour apprécier la biodiversité des MOLLUSQUES cliquez ici.

error: Content is protected !!