Momordica charantia

Familia : Cucurbitaceae

Texto © Pietro Puccio

SUSANA.gif

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

La Momordica charantia es una planta  alimentaria y medicinal, con un limitado uso ornamental  © Giuseppe Mazza

La Momordica charantia es una planta alimentaria y medicinal, con un limitado uso ornamental © Giuseppe Mazza


La especie es originaria de los bosques tropicales húmedos, desde el nivel del mar hasta cerca 1000 m de altitud, de África (Angola, Benim, Burundi, Camerún, Costa de Marfil, Gabón, Gambia, Ghana, Kenia, Liberia, Madagascar, Malawi, Mali, Mozambique, Nigeria. Senegal, Sierra Leona, Tanzania, Uganda, Zambia y Zimbawe) Asia (China, Camboya, Filipinas, India, Indonesia, Nepal, Pakistán, Papua Nueva Guinea, Sri Lanka, Tailandia y Vietnam), Australia (Queensland) e Islas del Pacífico (Fiji y Polinesia Francesa)

El nombre del género deriva del verbo latino “mordeo” (perfecto “momordi”) = morder, con referencia a las semillas cuya superficie rayada y los márgenes dentellados parecen que fueran el resultado de una mordida; el nombre de la especie es el nombre con que era conocida y que Linneo ha mantenido.

Nombres comunes: balsam-apple, balsam-pear, bitter gourd, bitter melon, bitter-cucumber, carilla gourd, leprosy pear, leprosy gourd, wild balsam (inglés); ku gua (cinese trascritto); cocombre africain, cocombre amer, margose, momordique (francés); karela, kerela, tita kerala (hindi); momordica amara, pomo meraviglia (italiano); balsamina longa, erva de lavaderia, melao de Sao Gaetano, melao de Sao Tano, melaozinho, pepino de Sae Gregoria (portugués); bálsamo, balsamina, balsamito, calabaza africana, cundeamor, momordica amarga, pepino amargo (español); balsambirne, balsamgurke, bittergurke (alemán).

La Momordica charantia L. (1753) es una trepadora herbácea anual, de penetrante y mas bien desagradable olor, con raíz pivotante y tallos angulosos ramificados, largos hasta 3-4 m que se anclan con zarcillos axilares largos hasta aproximadamente 15 cm.

Las hojas, sobre pecíolos largos 2-5 cm, son alternas, palmadas, mas o menos pubescentes, como los tallos, largas 3-8 cm y anchas 4-12 cm, profundamente divididas en 5-9 lóbulos oblongos, ovados u obovados, más estrechos en la base, con márgenes ondulados.

La especie es monoica con flores masculinas y femeninas, de color desde al amarillo pálido al amarillo anaranjado, en separados nudos axilares. Las flores masculinas, sobre un pedúnculo largo 3-5 cm, son largos 2-6 cm con una bráctea reniforme verde de 0,5-1 cm de diámetro en la base del pedículo y corola de cinco lóbulos obovados, largos 1-2 cm y anchas 1-1.5 cm; las flores femeninas, sobre un pedúnculo largo 1-6 cm, son largos 1-8 cm, también ellas con una bráctea de 0.1-1 cm de diámetro en la base del pedículo, con corola generalmente más pequeña que las masculinas.

El fruto es una baya péndula, ovoide u oblonga, hueca, de color blanco o verde tendiendo al amarillo naranja en su madurez, larga 3-8 cm (en las variedades cultivadas hasta 30 cm o más), con la superficie recorrida por 8-10 costillas longitudinales con tubérculos triangulares. El fruto se abre espontáneamente en su madurez (dehiscente) en tres valvas, a partir de la extremidad inferior, para descubrir 10-30 semillas largas 0,5-1 cm y anchas 0,3-0,6 cm, de color marrón o negro, recubiertas por un arillo constituido por una pulpa húmeda y dulce (contrariamente al fruto, que es muy amargo e incomible en este estadio) de color rojo vivo que, atrayendo pájaros y pequeños mamíferos, tiene la función de favorecer la dispersión. Se reproduce por semilla puestas en su lugar definitivo a 1-2 cm de profundidad: la floración inicia luego de 4-6 semanas de la germinación. Por la facilidad de reproducción en muchas zonas es considerada una planta invasiva.

Especie cultivada desde tiempos remotos ya sea para uso alimenticio como para varios empleos en la medicina popular.

Es cultivable en las zonas de clima tropical y subtropical con altas precipitaciones sobre suelos bien drenantes, en pleno sol o bajo ligera sombra; de rápido crecimiento, logra cubrir en poquísimo tiempo la vegetación o los soportes sobre los cuales se trepa.

En muchos países de Asia y de Sud América, donde se ha naturalizado, son diversamente consumidas, ya sean las hojas como los frutos, que deben ser recogidos antes de su completa maduración, cuando aún no han iniciado a cambiar el color (los frutos maduros son incomibles y tóxicos); para atenuar el sabor amargo, debido principalmente a una sustancia llamada momordicina, los frutos normalmente se colocan en agua salada y además se le quita el extracto superficial con los tubérculos, donde esta sustancia se concentra mayormente; también las flores y los brotes jóvenes se emplean para aromatizar varios platos, y, junto a las hojas, son consumidas cocidas como verdura.

Los frutos contienen carbohidratos, proteínas, vitaminas (en particular vitamina A y C) y minerales; los extractos presentan propiedades antioxidantes, antimicrobianas y antivirales.

El uso como planta medicinal para varias patologías es antiguo, en particular como agente hipoglucémico en la diabetes melito, de cualquier manera, el uso excesivo presenta graves efectos colaterales; de algunas investigaciones de laboratorio pareciera que sustancias en ella contenidas podrían tener un potencial uso en la cura de algunos tumores.

La planta tiene también un limitado uso ornamental, en particular por su follaje y los curiosos frutos; por la velocidad de crecimiento y las hojas más bien grandes, puede ser ventajosamente empleada también para crear pantallas temporarias en el período veraniego.

Sinónimos: Momordica indica L. (1754); Momordica elegans Salisb. (1796); Momordica operculata Vell. (1827); Momordica charantia var. abbreviata Ser. (1828); Cucumis intermedius M.Roem. (1846); Momordica chinensis Spreng. (18??); Momordica sinensis Spreng. (18??); Sicyos fauriei H. Lév. (1911); Cucumis argyi H. Lév. (1916).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las CUCURBITACEAE clicar aquí.