Nemateleotris magnifica

Familia : Microdesmidae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 

ignacio.gif
Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

El Nemateleotris magnifica es inconfundible por su forma, su librea y el largo radio dorsal © Giuseppe Mazza

El Nemateleotris magnifica es inconfundible por su forma, su librea y el largo radio dorsal © Giuseppe Mazza

El insólito Pez dardo de fuego o Gobio espada (Nemateleotris magnifica Fowler, 1938), pertenece a la clase Actinopterygii los peces con aletas radiadas, al orden de los Perciformes y a la familia Microdesmidae, que contiene una docena de géneros y casi 90 especies tropicales de cuerpo alargado y delgado, a veces casi anguiliforme, principalmente marinas, pero con algunos representantes de agua dulce o salobre.

La etimología del género “nemateleotris” nace del griego “nematos” = hilo, y “eleotris”, un género asignado a unos peces de estructura alargada (familia Eleotridae) que a su vez deriva del nombre de un pez del Nilo. En conclusión, se trata de un pez alargado con un filamento filiforme.

Para la etimología del epíteto específico “magnifica”, el femenino en latín de “magnificus” = pomposo, grandioso, sublime, espléndido, no hay dudas: basta con ver las fotos.

Zoogeografía

Presenta una distribución muy amplia en las aguas tropicales del Indopacífico. Lo encontramos junto a la costa oriental africana, desde Sudáfrica hasta África del Este, en las islas Comoras, Seychelles, Reunión, Mauricio, Chagos, Maldivas, Cocos, Navidad y Andamán. También lo encontramos en India, Sri Lanka, Indonesia, Australia, Nueva Guinea, Micronesia, islas Marshall, Filipinas y la isla de Guam, hasta la parte meridional de Japón. Hacia el este ha colonizado las islas de Samoa, Tonga, Cook, la Polinesia Francesa y el archipiélago Pitcairn, que constituyen también su límite meridional en el Pacífico tras Vanuatu, Fiyi y Nueva Caledonia.

Ecología-Hábitat

Le gustan los fondos detríticos o rocosos ya que incluyen escondites idóneos. Cuando abandona su madriguera, a menudo escavada en la arena, va en el momento justo hacia las corrientes, en las paredes externas del arrecife, donde pasa el zooplancton del que se alimenta. Generalmente lo encontramos entre los 5 y los 30 m de profundidad, pero puede descender excepcionalmente hasta los 60 m.

Veloz como un dardo, desafía a las corrientes cazando al vuelo al zooplancton que pasa © Giuseppe Mazza

Veloz como un dardo, desafía a las corrientes cazando al vuelo al zooplancton que pasa © Giuseppe Mazza

Morfofisiología

El cuerpo alargado, fusiforme, con grandes ojos y un perfil cefálico redondeado, no supera los 9 cm.

Muestra dos aletas dorsales que cuentan, entre las dos, con 7 radios espinosos y de 27 a 32 blandos. La primera, en forma de lanza, ligeramente más larga en los machos, tiene el borde superior rojo y puede ser izada verticalmente con fines intimidatorios. Cuando la pliega casi toca el pedúnculo caudal. La segunda aleta dorsal es baja y alargada, simétrica a la anal, que tiene, por el contrario, un solo radio espinoso y entre 27 y 30 inermes.

Las aletas ventrales son también largas y puntiagudas, mientras que las pectorales, transparentes y con forma de abanico, son totalmente normales.

La caudal es redondeada, de color rojo oscuro como la parte superior de la dorsal, con dos trazos azulados convergentes hasta hacerse paralelos entre sí.

En la primera mitad del cuerpo el color de fondo es amarillo verdoso, tornándose en perlado hacia el vientre, y hacia atrás cambia rápidamente al rojo fuego. Tras el ojo, hacia el dorso, se percibe un ligero punteado claro con tonos violáceos y una línea dorsal de similar tonalidad.

Etología-Biología Reproductiva

El pez dardo de fuego adulto vive en pareja, pero los jóvenes compartes a menudo el mismo refugio. Se alimenta principalmente de larvas de crustáceos y copépodos que atrapa con sacudidas veloces, de donde le viene el nombre vulgar de “pez dardo”, taxonómicamente más exacto que el de gobio espada, ya que, aparte de una superficial semejanza, este pez no tiene nada que ver con los gobios verdaderos, pertenecientes a la familia Gobiidae.

Los huevos son fecundados en un nido escavado en la arena y el macho monta guardia hasta la eclosión. Las poblaciones pueden duplicarse en menos de 15 meses y, aunque el pez dardo de fuego es en ocasiones pescado sin escrúpulos con veneno para introducirlos en el negocio de los acuarios domésticos, el índice de vulnerabilidad de la especie es bajísimo: tan solo 10 en una escala de 100.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.