Sonneratia alba

Familia : Lythraceae


Texto © Pietro Puccio

 

SUSANA.gif
Traducción en español de Susana Franke

 

Sonneratia alba con las características raíces neumatóforas © Giuseppe Mazza

Sonneratia alba con las características raíces neumatóforas © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de África (Kenia, Madagascar, Mozambique, Seychelles, Somalia y Tanzania), Asia (China en el Guangdong, Filipinas, Japón en las islas Ryukyu, India, Indonesia, Islas Andamán y Nicobar, Malasia, Myanmar, Papúa Nueva Guinea, Tailandia y Vietnam), Australia e Islas del Pacífico (Islas Salomón, Micronesia, Nueva Caledonia y Vanuatu), donde crece a lo largo de las costas y estuarios sumergidos diariamente por las mareas, preferentemente en la parte marginal y de más elevada salinidad (también en agua 100% marina) formando manglares.

El género está dedicado al naturalista y explorador francés Pierre Sonnerat (1748-1814).

El nombre latino de la especie “alba” = blanca, hace referencia al color de los pétalos y de los estambres.

Nombres comunes: apple mangrove (inglés); mlilana, mpia, mpira (swahili); apfel-mangrove (alemán).

La Sonneratia alba Sm. (1816) es un árbol deciduo con la copa expandida, alto 3-15 m de diámetro, con corteza marrón, fisurada vertical y horizontalmente, recubierta por un delgado estrato ceroso.

Las hojas, sobre un corto pecíolo, son simples, opuestas, más bien espesas, de color verde claro, de forma de elíptica a ovada a obovada, largas 5-12 cm y anchas 4-8 cm, con ápice redondeado y mucronado (provisto de una punta rígida, prolongación de la nervadura central).

Las flores bisexuales son terminales, de 4-6 cm de diámetro, con olor de leche ácida, solitarias o en grupos de tres, raramente cinco, que se abren al oscurecer y duran una sola noche.

Las flores están constituidas por 5-8 sépalos ovado-triangulares erectos, luego recurvos en fruto, largos 1,5-2 cm, de color verde exteriormente, rojo interiormente, 5-8 pétalos blancos lineares, del mismo largo que los sépalos, anchos 1-2 mm, y estambres blancos largos 4-6 cm.

Los frutos son bayas globoso-deprimidas, de color verde, circun- dadas por sépalos persistentes, de 2-5 cm de diámetro, conteniendo una multitud, hasta 200, pequeñas semillas blancas, planas, falcadas o flotantes, lo que favorece la dispersión.

La polinización de esta especie es efectuada por insectos nocturnos y murciélagos nectarívoros, principalmente Eonycteris spelaea y Macroglossus minimus.

Hojas, ramas y raíces durante la marea baja. El tronco puede alcanzar los 40 cm de diámetro © G. Mazza

Hojas, ramas y raíces durante la marea baja. El tronco puede alcanzar los 40 cm de diámetro © G. Mazza

El árbol está rodeado por una multitud de raíces neumatóforas (raíces que emergen del agua o del fango provistas de un tejido aerífero (aerénquima) que consiente el flujo de oxígeno a los órganos sumergidos), largas 25-35 cm en plantas de dimensiones medianas, de forma cónica con base de hasta 6 cm de diámetro y ápice obtuso, pero que en algunos casos pueden alcanzar y superar el metro de altura.

La Sonneratia alba es la más difundida del género, de notable importancia para el ecosistema costero del área indo-pacífica, predominante en algunas zonas, como las costas nororiental de Australia, donde contribuye a prevenir la erosión y ofrecer reparo y comida para una multitud de especies vivientes.

Es una especie pionera que prefiere elevada salinidad y que contribuye, con sus raíces neumatóforas, a estabilizar el suelo fangoso y permite por lo tanto el crecimiento de otras especies.

La planta tiene también una notable importancia en la vida de las poblaciones locales, la madera, por su resistencia a la podredumbre y a los insectos litófagos, es empleada en la construcción de embarcaciones, para realizar el empalizado de puentes y habitaciones y para marcos, donde, por la presencia de sal en la madera se utilizan clavos y tornillos de material resistente a la corrosión.

Una típica formación, entre mar y cielo, que puede alcanzar los 5 m de altura. Usos alimentarios y medicinales © G. Mazza

Una típica formación, entre mar y cielo, que puede alcanzar los 5 m de altura. Usos alimentarios y medicinales © G. Mazza

La madera es también utilizada como combustible, si bien de baja calidad.

Las raíces neumatóforas son utilizadas como flotadores para las redes de pesca.

Las hojas son comestibles. Se consumen localmente crudas o cocidas o utilizadas como forraje para los animales.

Partes de la planta son utilizados en la medicina tradicional; estudios de laboratorio han confirmado la presencia en el extracto de las hojas de un polisacárido con propiedades antidiabéticas.

Poco cultivada fuera de su ambiente natural, siendo difícil recrear las condiciones necesarias para su supervivencia, es también intolerante al agua dulce, que con el tiempo le provoca la muerte, sólo algunos ejemplares están presentes en los jardines botánicos.

Sinónimos: Chiratia leucantha Montr. (1860); Sonneratia mossambicensis Klotzsch ex Peters (1862); Sonneratia acida Benth. (1867); Sonneratia iriomotensis Masam. (1936).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las LYTHRACEAE clicar aquí.

error: Content is protected !!