Vanda coerulea

Familia : Orchidaceae


Texto © Pietro Puccio

 


Traducción en español de Laura María Barroso Rodríguez

 

Vanda coerulea, Orchidaceae, orquídea azul

Nativa del sudeste de Asia, Vanda coerulea es una epífita, con tallos de incluso 1 m de largo, creciendo en áreas monzónicas entre los 800 y los 1700 m de altitud © G. Mazza

La especie es nativa de Arunachal Pradesh, Assam, Bangladés, Birmania, Bután, China (Yunnan), Darjeeling, Manipur, Megalaya, Nagaland, norte de Tailandia y Sikkim, donde crece sobre los árboles de bosques abiertos o en los márgenes de cursos de agua, entre los 800 y 1700 m de altitud, en áreas caracterizadas por clima monzónico.

El nombre del género proviene del mismo sánscrito que Vanda tessellata; el epíteto específico es el adjetivo latino “coeruleus, a, um” = azul, celeste, con obvia referencia.

Nombres comunes: blue vanda (inglés); bhatou phlu (asamés); da hua wan dai lan (chino); orchidée violette (francés); orchidea blu (italiano); kwaklei (manipurí); vandaar (sánscrito); orquídea azul (español); fa mui (tailandés).

La Vanda coerulea Griff. ex Lindl. (1847) es una especie monopódica epífita con tallo erecto, de entre 0,8 y 1,5 cm de diámetro y más de 1 m de longitud en especímenes viejos, cubierto por las bases foliares imbricadas, de donde parten las raíces aéreas, robustas y suculentas. Las hojas son alternas, dicótomas, acintadas, con sección en forma de V y ápice bilobulado e irregular, de 7 a 24 cm de longitud y 1,5-2,6 cm de ancho, dispuestas casi horizontalmente, de color verde pálido y coriáceas.

Inflorescencias axilares racemosas, sobre un pedúnculo de entre 15 y 20 cm de longitud, erectas o ligeramente arqueadas, de entre 20 y 40 cm de largo, portando de 5 a 15 flores de 8-10 cm de diámetro con sépalos y pétalos de colores que pueden ir del celeste violáceo más o menos intenso, cuadriculados, y un labelo de color azul purpúreo intenso. Su floración, en otoño-invierno, es de larga duración, incluso de más de un mes. Sépalos y pétalos unguiculados (con la base larga y estrecha, similar a un tallo) con el limbo obovado, ápice redondeado y margen ligeramente ondulado. Labelo trilobulado con lóbulos laterales erectos, lóbulo mediano oblongo con el ápice truncado recorrido por dos o tres crestas longitudinales y un espolón cónico y corto con ápice obtuso en la base. Sépalo dorsal de entre 3,5 y 4,5 cm de largo y 2 y 2,5 cm de ancho, sépalos laterales de entre 4 y 4,5 cm de largo y 2,6 y 3,5 cm de ancho. Pétalos de entre 3,5 y 5 cm de largo y entre 2 y 3 cm de ancho, con el labelo entre 1,5 y 2,2 cm de largo y 0,6 y 0,8 cm de ancho, y columna de unos 5 mm de larga y 2 mm de ancha.

Se reproduce por semillas, in vitro y por micropropagación. A nivel amateur puede reproducirse por división del tallo en dos trozos, cada uno de ellos provisto de hojas y raíces; la parte superior recibirá el tratamiento de una planta adulta, la inferior producirá una o más plantas desde brotes durmientes, que podrán ser retiradas tan pronto hayan formado su propio aparato radicular.

Es una de las componentes del género Vanda mejor conocidas y cultivadas gracias a la belleza de sus flores de insólito color, que ha transferido ampliamente a numerosos híbridos, interespecíficos e intergenéricos, a los que ha dado origen. En el pasado estuvo sujeta a una indiscriminada recolección, debido a la continua demanda por los coleccionistas, que la ha dejado casi extinta en la naturaleza. Requiere luminosidad alta, pero no sol directo, temperaturas intermedias con amplitudes térmicas diarias elevadas, entre 6 y 8 ºC, y mínimas nocturnas invernales no por debajo de 10 ºC, humedad alta, entre el 80 y 85 % en verano-otoño, y más baja, 50-60 %, en invierno-primavera, con ventilación constante. Requiere riegos utilizando agua de lluvia, desmineralizada o por ósmosis inversa a temperatura ambiente, frecuentes y abundantemente desde la primavera tardía hasta el otoño, hasta dos veces al día en el caso de las plantas con raíces desnudas en presencia de temperaturas altas; mientras que espaciados en invierno para así permitir un periodo de reposo frío y seco como en la naturaleza. Desde primavera hasta el otoño debe fertilizarse cada dos semanas, utilizando un producto equilibrado hidrosoluble, con microelementos, a la mitad de la dosis sugerida en el envase. Es cultivada normalmente en macetas agujereadas o en cestas suspendidas a fin de permitir a las raíces extenderse libremente y secarse rápidamente tras los riegos y nebulizaciones, más frecuentemente con las raíces desnudas, o con un sustrato que puede estar constituido a partir de trozos de corteza y carbón vegetal de calibre medio-grande.

Vanda coerulea, Orchidaceae, orquídea azul

Flor con detalle del labelo y los sacos polínicos. Muy cultivada como ornamental junto con varios híbridos, desempeña también virtudes medicinales © Giuseppe Mazza

Los trasplantes deben hacerse, cuando sea estrictamente necesario, al inicio de un nuevo periodo vegetativo, intentando dañar lo menos posible las raíces que conviene regarlas previamente para darles más flexibilidad. En el caso de aquellas con las raíces desnudas, es suficiente insertar la cesta en otra más grande.

El jugo extraído de las hojas es localmente utilizado en medicina tradicional contra la diarrea y la disentería y para aplicación local en enfermedades cutáneas, mientras que el extracto de sus flores se emplea como colirio para el glaucoma y las cataratas. Por la larga duración de las inflorescencias de la especie son utilizadas en composiciones florales, y más aún las de sus híbridos.

Esta especie está recogida en el apéndice II del CITES (especie para la que el comercio está reglamentado a nivel internacional).

Sinónimos: Vanda coerulea var. rogersii Rolfe (1914); Vanda coerulea f. luwangalba Kishor (2008); Vanda coerulea f. delicata (Rolfe) Christenson (2009); Vanda coerulea f. rogersii (Rolfe) Christenson (2009).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!