Apolemichthys xanthopunctatus

Familia : Pomacanthidae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Apolemichthys xanthopunctatus, Pomacanthidae

Descrito recientemente, Apolemichthys xanthopunctatus se encuentra sólo en algunos lugares de Oceanía © Giuseppe Mazza

El Pez ángel de manchas doradas (Apolemichthys xanthopunctatus Burgess, 1973) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden Perciformes y a la familia de los Pomacanthidae, los peces ángel, que cuenta con 8 géneros y casi un centenar de especies.

El nombre genérico Apolemichthys proviene del griego «a» = carente y «Πόλεμος» (polemos) = guerra, e «ἰχθύς» (ichthýs) = pez, es decir, es un «pez no preparado para la guerra» debido a que carece, a diferencia de los otros peces ángel, de espinas interoperculares.

Esto no quiere decir que no tenga, como todos los Pomacanthidae, su característica espina opercular, aunque de tamaño modesto dado el tamaño del pez.

El término específico xanthopunctatus proviene del griego “ξανθός” (xanthos), amarillo y del latín “punctatus”, provisto de puntos, en referencia al espléndido moteado dorado de la librea adulta.

Zoogeografía

El Pez ángel de manchas doradas es nativo de Oceanía.

Lo encontramos en Kiribati y las Islas Carolinas, pero parece que está presente también en algunas localidades de Micronesia y en las Islas Nauru.

Ciertamente no es una especie común dado su altísimo precio, igual que el de un acuario mediano con filtro, que los aficionados están dispuestos a pagar por tenerlo como «símbolo de estatus» en el hogar.

Ecología-Hábitat

Apolemichthys xanthopunctatus es un pez sedentario que vive entre los corales en aguas relativamente poco profundas, principalmente entre 3 y 8 m de profundidad, aunque se le ha visto en el lado exterior de los arrecifes, a unos 65 m de profundidad, mientras mordisquea alegremente las esponjas.

Apolemichthys xanthopunctatus, Pomacanthidae

Conocido por su espléndida librea como Pez ángel de manchas doradas, alcanza los 25 cm y se alimenta principalmente de esponjas y tunicados © Giuseppe Mazza

Morfofisiología

Puede alcanzar los 25 cm de longitud. El cuerpo es plano, casi ovalado, con las aletas dorsal y anal que se extienden con forma redondeada hacia la cola, casi formando un semicírculo.

La aleta dorsal tiene 14 radios espinosos y 17-18 blandos, mientras que la anal, más alargada, tiene 3 radios espinosos y 17-19 inermes. Las pectorales, más o menos triangulares, tienen 16 radios blandos. Las pélvicas son puntiagudas y la caudal redondeada.

Apolemichthys xanthopunctatus, Pomacanthidae

Los juveniles, con un falso ojo cerca de la cola, se parecen a los de Apolemichthys trimaculatus © Hiroyuki Tanaka

Su librea presenta típicas manchas brillantes de color dorado, en elegante contraste con el negro de las tres aletas principales, que tienen el borde de un brillante color azul eléctrico, como la punta del hocico y la boca parecida al pico de un loro. En la frente tiene una llamativa mancha negra que sirve para romper el contorno del pez.

El aspecto de los juveniles recuerda a los de Apolemichthys trimaculatus, una especie mucho más conocida y popular.

Al igual que éstos, para confundir a los depredadores, tienen un falso ojo en la parte posterior de la aleta dorsal y una barra negra en la cabeza que cruza el ojo, con una evidente función mimética.

Pero en esta especie se pueden ver franjas verticales onduladas más pronunciadas que, a medida que crezcan, se fusionarán y formarán las características gotas doradas.

Etología-Biología Reproductiva

Como suele ocurrir en el variopinto mundo de los Pomacanthidae, el Pez ángel de manchas doradas tiene la rara capacidad de digerir las esponjas, en las que basa su dieta, que complementa mordisqueando ascidias y algas bentónicas. Se mueve en pequeños grupos, con un macho que controla un pequeño territorio y un harén, y si éste muere, al ser una especie hermafrodita proterógina, la hembra más grande del grupo cambia de sexo y toma el mando.

El apareamiento, con la hembra elegida lista para desovar, tiene lugar al anochecer, cuando los predadores de huevos son menos activos. Después de una breve danza ritual, los cónyuges liberan y fecundan numerosos huevos en la superficie, que se confían a las corrientes. Las larvas también son pelágicas. Se alimentan de plancton y luego crecen en el fondo del mar, protegidos por los corales, sólo cuando han alcanzado un cierto tamaño.

Apolemichthys xanthopunctatus, Pomacanthidae

Viven en pequeños grupos, con un macho que controla un pequeño territorio y un harén. Cuando muere, la hembra más grande del grupo cambia de sexo y toma el mando © Giuseppe Mazza

Alimentarlos en el acuario no es fácil. Se usa cebo congelado con espirulina, pequeños crustáceos como Artemia salina y especies del género Mysis más, naturalmente, alguna esponja. No hace falta añadir que Apolemichthys xanthopunctatus es un pez que se estresa fácilmente, se engancha en las redes con la pequeña espina opercular y desde luego no es inmune a enfermedades, como la de las «manchas blancas», provocadas por el flagelado Oodinium ocellatum o la causada por el virus de la linfocistis, que provoca la aparición de nódulos en las aletas y en la boca.

Afortunadamente, a pesar de las capturas, justificables sólo para grandes acuarios públicos, sus efectivos en la naturaleza pueden duplicarse en 1,4-4,4 años y la especie presenta actualmente (2020) un índice de vulnerabilidad moderado, con un valor de 37 en una escala de 100.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.