Bactris gasipaes

Familia : Arecaceae


Texto © Alessandro Marini

 


Traducción en español de Charles Brewer-Carias

 

Bactris gasipaes

La palmera Bactris gasipaes, que puede alcanzar los 20 m de altura con su tronco espinoso, es una de las más cultivadas en las regiones tropicales y subtropicales de Suramérica, especialmente con fines alimentarios © Giuseppe Mazza

La Bactris gasipaes Kunth es considerada una de las palmas más importantes para la economía de algunas áreas tropicales y subtropicales de Suramérica y una especie que ha sido cultivada desde la época precolombina.

Debido a su amplia difusión, el lugar del origen de esta palma no está resuelto del todo, pero se encuentra en algún sitio de la Amazonía compartida por Colombia, Ecuador, Perú y Brasil. Se encuentra generalmente en las selvas montañosas cercana a los 800 msnm, aunque en Colombia alcanza los 1800 m de altitud y en la cuenca del alto Orinoco los Yanomamö la cultivan por debajo de los 300 msnm.

El nombre del género Bactris viene de la palabra griega “bactron”, que significa bastón y esto se debe al empleo que se hace con el tallo de algunas especies de este género.

El epíteto específico gasipaes se deriva del nombre común que se le daba a esta palma en algunos lugares del Brasil. Aunque en la actualidad el nombre más común es “pupunha”.

Resulta interesante que esta especie es conocida por mas de 300 nombres indígenas diferentes de origen precolombino, aunque en la actualidad, los nombres más comunes son: Peach palm (inglés), Pejibaye (español), Pupunha (portugués), Chontaduro (Costa Rica), Pijiguáo (Venezuela) y Rásha (Yanomamö).

Bactris gasipaes es una especie monoica multicaule de tallo delgado de unos 20 cm de diámetro y de una altura cercana a los 20 m.

El fuste tiene un crecimiento veloz y está recubierto completamente de espinas rígidas salvo en las cicatrices anulares dejadas por las hojas caídas, dispuestas más o menos cada 20 cm.

El largo de estas espinas decrece de la base hacia la corona y en las palmas más viejas las espinas empiezan a caerse por la base, quedando así con la superficie lisa. Sin embargo, ya se ha logrado cultivar esta palma sin espinas.

La corona está formada por unas 10 a 20 hojas pinnadas de color verde oscuro y una longitud de 3 m. Las pínulas son de número variable entre 200 y 400 por hoja, con unos 60 cm de largo por 4 cm de ancho, presentando espinas muy pequeñas debajo de la nervadura central. Como las pínulas se insertan en el raquis en diversos planos, ello le da a la hoja un aspecto plumoso. El pecíolo mide como un metro y está cubierto por espinas pequeñas que cubren también la vaina que envuelve al tronco. La inflorescencia está contenida inicialmente en una bráctea espinosa y semileñosa de unos 70 cm de largo y es interfoliar, pudiendo medir entre 50 y 100 cm. La inflorescencia se ramifica en dos órdenes, donde sobre el raquis de unos 80 cm se insertan otros 30 a 100 raquis de unos 45 cm de largo del segundo orden. Las flores amarillentas se disponen en tríadas, una flor femenina entre dos masculinas y las femeninas son las que se desarrollan primero para favorecer la polinización cruzada. La florescencia ocurre dos veces al año.

Desde tiempos remotos se fueron eligiendo para su cultivo las variedades con el fruto más grande, nombrada como Bactris gasipaes var. gasipaes para distinguirla de la variedad selvática Bactris gasipes var. chicagui (antes considerada como una especie bajo el nombre de Bactris macana, que ahora es un sinónimo).

Bactris gasipaes

La corona elegante está formada por 10 a 20 hojas pinnadas de unos 3 m de largo con 200 a 400 pínulas © G. Mazza

Las dos variedades se distinguen solamente por el tamaño de sus frutos y estudios recientes del ADN nuclear han confirmado su estrecha correlación.

El fruto de los cultivares de Bactris gasipaes Kunth var. gasipaes varía desde el amarillo al anaranjado y el marrón, con una sola semilla. También la forma varía de la forma ovoidal a la esférica con un largo de unos 6 cm y un ancho de 5cm. La producción es prodigiosa y algunas inflorescencias pueden cargar 20 kg de frutos. La planta permanece productiva durante 50 a 75 años. Los frutos de la variedad silvestre Bactris gasipaes Kunth var. chicagui miden 2.5 cm de largo por 2 cm de ancho.

Se están seleccionando cultivares que produzcan frutos partenocárpicos, sin semillas, por lo que las llaman “plantas macho”.

La palma Bactris gasipaes ha sido cultivada desde la antigüedad en toda la América tropical. Como palma ornamental puede ser admirada especialmente en los Jardines Botánicos de los países tropicales, pero que no es usualmente cultivada en los parques y jardines debido sobre todo a la peligrosidad de las espinas que cubren la planta.

Esta especie prospera bien en colinas sobre los 800 m con precipitaciones entre 200 y 400 cm a lo largo del año. En plano y con precipitaciones mayores no consigue enraizar ni producir adecuadamente.

Bactris gasipaes puede desarrollarse en terrenos de varios tipos ácidos o arcillosos que deben estar bien drenados siempre, porque esta especie no tolera el agua estancada, aunque requiere de gran disponibilidad.

Esta especie también soporta la exposición al sol o en semisombra pero es esencialmente tropical y la temperatura media anual ideal para su cultivo varía entre los18 y los 24 grados centígrados.

Bactris gasipaes se puede reproducir por semilla y por los retoños que salen de la base del tronco en la planta adulta. Las semillas han de ser secadas a la sombra durante varias horas antes de sembrarlas y germinan fácilmente en 3 meses.

Bactris gasipaes ha servido durante siglos como la palma más cultivada como alimento. Su fruto es rico en proteínas (42%), carbohidratos (50%), aminoácidos y vitaminas, y pobre en grasas (6%). Hoy día la palma se cultiva de forma intensiva para la producción de frutos que son consumidos frescos, hervidos, deshidratados, ahumados, o pueden ser fermentados por algunos días con agua y azúcar para obtener una bebida alcohólica.

El pericarpio de la fruta contiene cristales de oxalato cálcico que es un inhibidor de la tripsina, por lo que lo hace difícil de digerir y por ello es consumido mayormente hervido.

Bactris gasipaes

Frutos con distintos tiempos de maduración en un mercado. Ricos en proteínas, carbohidratos, aminoácidos y vitaminas, son comidos frescos, hervidos, secos o ahumados © Charles Brewer-Carias

También del fruto se obtiene una harina sin gluten y un aceite que es empleado para productos cosméticos y jabones. Los frutos de segunda son finalmente empleados como alimento para los animales.

Los retoños de la palma se emplean también como palmito para las ensaladas, sopas y rellenos para tortas. Las flores masculinas son empleadas por los indígenas como condimento y en la medicina tradicional. Sus raíces son empleadas como vermífugo y la madera del fuste, que es negra, es empleada especialmente por los indígenas Yanomamö del alto Orinoco para construir sus fuertes arcos (rásha-nahi) y las durísimas puntas para las flechas llamadas Júsu-namo. En general, en la actualidad la madera se emplea para construir muebles, pisos y otras cosas del hogar.

Sinonimi: Bactris macana Pittier; Bactris ciliata Mart.; Bactris insignis Baill.; Bactris speciosa H.Karst.; Bactris utilis Benth. & Hook.f. ex Hemsl.; Guilelma chontaduro Triana; Guilelma ciliata H.Wendl.; Guilelma gasipaes L.H.Bailey; Guilelma insignis Mart.; Guilelma speciosa Mart.; Guilelma utilis Oerst.; Martinezia ciliata Ruiz & Pav.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!