Bufotes viridis

Familia : Bufonidae


Texto © Dr. Edoardo Di Russo

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Bufotes viridis, Bufonidae, sapo verde

El sapo verde (Bufotes viridis) ocupa un área muy amplia que cubre toda Europa continental desde España y la parte noreste de Italia hasta Rusia, y también Asia desde Kazajstán hasta Siberia oriental y América del Norte © G. Mazza

El Sapo verde (Bufotes viridis (Laurenti, 1768)) pertenece a la clase de los Anfibios (Amphibia), vertebrados que pasan al menos parte de su ciclo vital en el medio acuático, al orden Anura, los anfibios sin cola, y a la familia Bufonidae.

Esta especie figura en el Apéndice II «Especies estrictamente protegidas» del Convenio de Berna de 1979 relativo a la Conservación de la Vida Silvestre y del Medio Natural en Europa y en el Anexo IV de la Directiva Hábitats (Directiva 92/43/CEE). Tanto la Lista Roja de la UICN como su Comité Italiano catalogan a esta especie con el estado de «Riesgo mínimo» (LC, preocupación menor).

El nombre genérico Bufotes es una alternativa al género Bufo -de hecho, su posición taxonómica dentro de la familia Bufonidae aún no está bien definida- y deriva del latín vulgar «būfo», a su vez del griego «βάτραχος» (vátrachos) = batracio: término con el que en algunas clasificaciones zoológicas antiguas se designaba a los anfibios, y en particular a los anuros comúnmente conocidos como ranas y sapos.

El nombre específico viridis recuerda, también en latín, su coloración característica con abundantes manchas de color verde esmeralda.

Zoogeografía

El Sapo verde tiene un área de distribución que cubre toda Europa continental desde España hasta Rusia, Asia desde Kazajstán hasta el este de Siberia, y América del Norte.

En Italia su presencia se limita al noreste (Friuli-Venezia Giulia). En el resto de la península está presente el Sapo verde italiano (Bufotes balearicus), del que se diferencia sólo genéticamente.

Ecología-Hábitat

Bufotes viridis es una de las especies más adaptables de la Región Paleártica y por esta razón lo podemos encontrar en diferentes tipos de hábitats. Bosques, praderas, agrosistemas, zonas montañosas, regiones semidesérticas y desérticas, son los ambientes en los que podemos descubrir su presencia. Sin embargo, por su necesidad de lugares húmedos durante la época de reproducción, nunca se aleja demasiado de los puntos de agua como manantiales, estanques, canales, ramblas, arroyos o lagos.

Para la incubación de los huevos y el desarrollo de las larvas, aprovecha aguas tranquilas poco profundas o de flujo lento. También se puede encontrar en ambientes antropizados como jardines y huertos. No es particularmente exigente con respecto a la calidad del agua, soportando también cierto nivel de contaminación y salinidad. Además, muestra una tolerancia térmica de hasta 40° C y durante el invierno sobrevive a las bajas temperaturas entrando en hibernación en madrigueras o enterrándose en el barro.

Morfofisiología

Su cuerpo es robusto, aunque un poco menos grueso e imponente que el del Bufo bufo, y alcanza un tamaño máximo de 10 cm, sin embargo, las glándulas parótidas en el cuello son proporcionalmente más alargadas.

Bufotes viridis, Bufonidae, sapo verde

Menor que el Bufo bufo, con una librea de manchas verde esmeralda, alcanza solo 10 cm, pero las glándulas parótidas del cuello son proporcionalmente más alargadas © Giuseppe Mazza

Tiene una coloración variable de marrón a blanco, pero su nombre se debe a su librea con evidentes manchas de color verde esmeralda claramente definidas por líneas oscuras, donde se insertan numerosos puntos rojos. Su parte ventral carece de manchas verdes y generalmente es blanquecina, a veces con manchas oscuras. Tiene un hocico redondeado y ojos prominentes de color amarillo dorado con una pupila horizontal.

Los machos tienen un saco vocal externo que durante la época de celo presenta un tinte azulado en la garganta. Sus extremidades anteriores son más robustas, la palma de los pies es más extensa y el primer dedo interno de la mano está provisto de una callosidad para la reproducción. El dimorfismo sexual es evidente principalmente por la librea verde más viva en las hembras y su mayor tamaño.

Etología-Biología Reproductiva

El Sapo verde es fundamentalmente crepuscular y nocturno, y pasa el día protegido en guaridas para mantener la humedad. Si las condiciones de humedad lo permiten, también está activo durante el día.

La especie adopta diferentes dietas y estrategias de alimentación según la etapa en la que se encuentra y su tamaño. Las larvas (también llamadas renacuajos) se alimentan de algas, desechos orgánicos y plancton, principalmente rotíferos y microcrustáceos. Los inmaduros metamorfoseados se alimentan de pequeños invertebrados como colémbolos, dípteros, ácaros y coleópteros. Los adultos de Sapo verde se alimentan principalmente de arácnidos, insectos y moluscos. Un porcentaje importante de la dieta son hormigas. El método de caza se define como «sit-and-wait» y consiste en permanecer quieto hasta que la presa esté tan cerca que pueda ser atrapada con la ayuda de la lengua.

Bufotes viridis, Bufonidae, sapo verde

Los machos son los primeros en llegar a las áreas de desove. Durante el período reproductor, tienden a agruparse y cantar en grandes grupos para atraer a las hembras © Jean-Pierre Vacher

Cuando Bufotes viridis se siente amenazado, secreta un líquido tóxico de las glándulas parótidas cuyo olor repele al depredador, pero a veces también puede emitir «gritos» de defensa.

Los principales depredadores de los sapos adultos son las dos serpientes Natrix natrix y Natrix maura, pero entre sus peligros también hay rapaces diurnas y nocturnas, aves zancudas y algunos mustélidos. Tanto los renacuajos como los huevos son depredados por larvas de odonatos, escorpiones acuáticos, larvas de anfibios urodelos y crustáceos como Procambarus clarkii.

El inicio del período reproductor varía según la latitud y la temperatura, pero generalmente ocurre alrededor de marzo y dura un par de meses. Las poblaciones usan el mismo sitio de desove cada año, llamadas zonas de puesta o desove: son puntos de agua poco profundos, temporales o permanentes. Esto también permite monitorear la disminución o extinción de las poblaciones en caso de que los nacimientos ya no se registren en ese sitio. Para llegar a las zonas de puesta, realizan verdaderas migraciones que a veces pueden alcanzar los 5 km, y durante este período los individuos no se alimentan.

Los machos son los primeros en llegar a estas zonas y lo hacen en mayor número que las hembras, donde a menudo se producen enfrentamientos por la conquista de una compañera.

El Sapo verde tiene dos maneras de elegir compañero para el apareamiento: la elección activa de la hembra de los machos que compiten entre sí y la elección activa de la hembra por parte de un macho. El Sapo verde puede emitir una fuerte llamada que puede recordar a la de los grillos. Los machos durante el período reproductor tienden a reunirse y cantar en grandes grupos para atraer a las hembras.

Bufotes viridis, Bufonidae, sapo verde

El apareamiento, axilar, ocurre en el agua. Una hembra puede poner 2000-3000 huevos, dispuestos en dos filas dentro de cordones gelatinosos que alcanzan los 7 m. Son fecundados cuando salen por el macho que presiona sus costados, agarrándose firmemente gracias a unas callosidades especiales en los dedos anteriores © J. Speybroeck

El apareamiento o amplexo es axilar y ocurre en el agua: el macho se aferra a las axilas de la hembra gracias a las callosidades de sus dedos anteriores y facilita la salida de los huevos de la hembra al comprimir sus costados. A medida que salen los huevos, el macho los fertiliza. Durante el apareamiento se ponen de media de 2000 a 3000 huevos y se disponen en dos filas dentro de cordones gelatinosos que pueden alcanzar los 7 m. Los cordones se enrollan primero y luego se enganchan a plantas u obstáculos sumergidos, o se depositan sobre el fondo.

La duración del desarrollo embrionario varía según la temperatura del agua, pero generalmente es de unos 10 días. El renacuajo recién nacido mide 4 mm de longitud y alcanza los 50 mm antes de realizar la metamorfosis. Tienen un color negro uniforme con ojos muy próximos. La cola es grande en relación con el cuerpo y tiene una membrana que termina en una punta redondeada. Los renacuajos se reúnen en las orillas de la masa de agua durante el día para buscar comida, y durante la noche se refugian en el fondo. La tasa de desarrollo varía de acuerdo con la disponibilidad de alimentos y la temperatura y es de 2 a 3 meses, cuando los renacuajos realizan la metamorfosis y se transforman en inmaduros que se asemejan a los adultos.

El comienzo de la madurez sexual depende de la latitud: en las regiones del sur se alcanza alrededor del segundo año de edad, pero se retrasa hasta alrededor del quinto año en las regiones del norte. La media de esperanza de vida de Bufotes viridis es de alrededor de 14 años.

Sinónimos

Pseudepidalea viridis (Laurenti, 1768); Bufo viridis Laurenti, 1768.

 

→ Para nociones generales sobre Anura ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los ANUROS clicar aquí.

error: Content is protected !!