Butia paraguayensis

Familia : Arecaceae


Texto © Pietro Puccio

 


Traducción en español de Ana Patricia

 

Inflorescencia corta y ramificada. Frutos comestibles. Hasta -6 ºC © Mazza

Inflorescencia corta y ramificada. Frutos comestibles. Hasta -6 ºC © Mazza

La Butia paraguayensis (Barb. Rodr.) L. H. Bailey (1936)
es originaria del Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina nororiental donde crece principalmente en las sabanas en suelos arenosos y pobres donde el clima se caracteriza por estaciones marcadas con veranos lluviosos e inviernos secos, (de mayo a octubre)

El nombre del género deriva de la dicción portuguesa del término indígena que significa “espinoso”, “dentado”, con referencia a las espinas presentes en los pecíolos; el nombre de la especie se refiere a uno de los lugares de origen.

Es conocida como “butià-do-cerrado” en Brasil, “yatai enano” en Argentina, “yatai” en Paraguay y “dwarf yatay palm” en los países de habla inglesa.

Es una especie muy variable en la naturaleza; el tronco individual, generalmente es subterráneo o es muy corto, pero puede alcanzar los 3-4 m en condiciones favorables (como también en cultivo) y con un diámetro variable de 10 a 20 cm, cubierto por los restos de los pecíolos foliares. Hojas pinnadas con un largo a lo sumo de hasta unos 2,5 m, fuerte y elegantemente arqueadas, con folíolos rígidos de color verde- azul regularmente dispuestos sobre el raquis formando una V, el pecíolo es espinoso en los márgenes.

Planta monoica, produce una inflorescencia corta, muy ramificada; los frutos son ovoides, de 2-4 cm. de largo, de color amarillento en la madurez, con pulpa comestible. Las semillas germinan en 3-4 meses.

Palmera todavía no muy difundida a pesar de sus características ornamentales, es cultivable con éxito particularmente en los países de clima mediterráneo, se acostumbra a suelos pobres y secos, pero bien drenados, y tiene una discreta resistencia a las bajas temperaturas, hasta -6°C. Cultivada en pleno sol asume una forma más compacta y una coloración más intensa de su follaje.

Sinónimos: Cocos paraguayensis Barb.Rodr. (1899); Butia yatay var. paraguayensis (Barb.Rodr.) Becc. (1916); Syagrus paraguayensis (Barb.Rodr.) Glassman (1970); Butia yatay subsp. paraguayensis (Barb.Rodr.) Xifreda & Sanso (1996); Cocos amadelpha Barb.Rodr. (1900); Cocos arenicola Barb.Rodr. (1903); Cocos dyeriana Barb.Rodr. (1903); Cocos wildemaniana Barb.Rodr. (1903); Butia pungens Becc. (1916); Syagrus dyeriana (Barb.Rodr.) Becc. (1916); Butia amadelpha (Barb.Rodr.) Burret, Notizbl. (1930); Butia arenicola (Barb.Rodr.) Burret (1930); Butia wildemaniana (Barb.Rodr.) Burret (1930); Syagrus amadelpha (Barb.Rodr.) Frambach ex Dahlgren (1936); Syagrus arenicola (Barb.Rodr.) Frambach (1936); Syagrus wildemaniana (Barb.Rodr.) Frambach ex Dahlgren (1936); Butia dyeriana (Barb.Rodr.) Burret (1937).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.