Caryota zebrina

Familia : Arecaceae


Texto © Alessandro Marini

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Caryota zebrina, Arecaceae

Descubierta recientemente, Caryota zebrina es una especie monocárpica nativa de Papúa Nueva Guinea © Giuseppe Mazza

Caryota zebrina Hambali, Maturb., Heatubun y J.Dransf. es una especie monocárpica originaria de las montañas Torricelli, en la provincia de West Sepik, Papúa Nueva Guinea, donde crece en selvas montanas entre 850 y 1500 m.

El nombre genérico Caryota proviene del griego “karyótis”, término empleado por Dioscórides para nombrar al fruto de la palmera, el dátil.

El nombre específico zebrina deriva del latín y significa «relativo a la cebra», en referencia a la coloración de partes de la planta.

Nombres comunes: Zebra Fishtail Palm, Rayas Fishtail Palm, Zebral Palm, Palem Belang, Palem Tokek.

Caryota zebrina tiene un fuste solitario, de hasta 16 m de altura con un diámetro de hasta 40 cm, de crecimiento muy lento, de color gris, con anillos evidentes que proceden de las cicatrices que dejan de las bases de las hojas caídas, espaciados unos 20 cm.

Las plantas adultas presentan una copa amplia, pero con 4-5 hojas como máximo al mismo tiempo.

La hoja es bipinnada, de hasta 6 m de longitud y 1,5 m de anchura. El raquis mide hasta 5 m de largo, con pinnas primarias insertas en diferentes ángulos. Esta característica le da a la hoja un aspecto desordenado y semi-plumoso.

Las pinnas secundarias son muy gruesas y coriáceas, de color verde oscuro, casi negruzcas y tienen forma triangular con el margen exterior dentado, de ahí el nombre común de “Zebra Fishtail palm”. Hay 7-11 pinnas secundarias a cada lado de la pinna primaria, de hasta 26 cm de largo y 7 cm de ancho, glabras en ambas caras y cubiertas por escamas caducas de color marrón.

La característica principal de esta especie es el diseño cebrado del raquis, del pecíolo y de la vaina foliar, con bandas claras y oscuras que se alternan, de color crema y marrón. Este patrón es muy evidente en los ejemplares jóvenes e intermedios, pero está menos marcado en los ejemplares más grandes.

Los pecíolos son lisos y brillantes, de hasta 1,5 m de largo y 3 cm de ancho. La vaina foliar mide 1-2 m de largo y unos 15 cm de ancho, con fibras oscuras en los márgenes.

Caryota zebrina es monocárpica y por lo tanto muere después de la única floración y fructificación. Las inflorescencias se desarrollan desde la parte superior del fuste hacia abajo y generalmente consisten en una inflorescencia terminal e inflorescencias inferiores que emergen de las bases foliares. Miden hasta 2,5 m de largo, sobre un pedúnculo de 30 cm y pueden ramificarse hasta tres órdenes, característica exclusiva de esta especie dentro del género.

Las flores se agrupan en tríadas dispuestas en espiral, formadas por una flor femenina flanqueada por dos masculinas, y aparecen en gran número.

Los frutos son al principio de color crema y luego rojos en su madurez, globosos, de hasta 2,5 cm. Contienen generalmente dos semillas, semiesféricas, de hasta 1,5 cm de largo.

Caryota zebrina es muy similar a Caryota ophiopellis, que también presenta bandas claras y oscuras similares. Las dos especies también comparten la forma particular de la hoja, con las pinnas primarias insertas en diferentes ángulos en el raquis, de manera diferente a todas las demás especies del género. Sin embargo, Caryota zebrina se distingue de Caryota ophiopellis por las pinnas secundarias mucho más oscuras, gruesas y coriáceas, con una forma similar a la de un diamante, como en Caryota mitis. Las dos especies también difieren en tamaño: Caryota zebrina tiene todas las partes más grandes que Caryota ophiopellis y alcanza una altura de 16 m, en comparación con los 9 m de la otra especie.

Caryota zebrina, Arecaceae

La principal característica de esta palmera es el color cebrado del pecíolo y del raquis, pero la hoja también es particular. La copa tiene sólo 4 o 5 hojas. Son bipinnadas, de hasta 6 m de largo y 1,5 m de ancho. Las pinnas primarias se insertan con diferentes ángulos dando a la hoja un aspecto desordenado y semi-plumoso © Giuseppe Mazza

Caryota zebrina es una especie muy demandada por los coleccionistas y está relativamente extendida en jardines botánicos públicos y privados. Sin embargo, no se trata de una especie fácil de cultivar, sobre todo por su crecimiento excepcionalmente lento, con la consecuencia de que las plantas en cultivo tienen tiempos de reacción insuficientes ante cambios en factores críticos que las afectan negativamente.

A pesar de que proviene de Papúa Nueva Guinea, crece en zonas montañosas, por lo que presenta cierta resistencia al frío, pero para que se desarrolle satisfactoriamente debe cultivarse en climas cálidos tropicales y subtropicales. Prefiere lugares a plena sombra cuando es joven pero luego se adapta incluso a media sombra. No tiene necesidades particulares en cuanto al suelo, que debe mantenerse constantemente húmedo pero bien drenado, para evitar el estancamiento del agua que puede ser fatal.

Al ser una especie descrita recientemente, no tiene otros sinónimos.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!