Eryngium alpinum

Familia : Apiaceae

barbara.gif
Texto © Dr. Barbara Barisani

 


Traducción en español por Ana Díaz Olías

 

Eryngium alpinum, Apiaceae, Regina delle Alpi

Noble pariente de las zanahorias y el perejil, la Reina de los Alpes (Eryngium alpinum) es una especie herbácea perenne, de 30-100 cm de altura, presente también en la región del Jura y los Balcanes. Es una hemicriptófita escaposa, es decir, una planta perenne que mantiene los brotes a nivel del suelo y desarrolla un eje floral elongado © Giuseppe Mazza

Eryngium alpinum L. (1753), es una especie típica de los Alpes, en particular Alpes occidentales y orientales, y presente también en el Jura  y los Balcanes. Crece entre los 1500 y 2500 m de altitud, en pastos de de altitud, pastizales húmedos en general, incluyendo cornisas y zonas escarpadas.

El nombre del género Eryngium deriva del término griego latinizado “ηρúγγιον” (eringhion)= cardo, mientras que el epíteto alpinum significa de los Alpes, refiriéndose en latín al ambiente en el que crece.

Nombres comunes: Eringio delle Alpi, Regina delle Alpi, Calcatreppola alpina (italiano); Panicaut des Alpes, Chardon bleu (francés); Alpine eryngo, queen of the alps, alpine sea-holly (inglés); eryngo alpino (español); alpen-mannstreu (alemán).

Eryngium alpinum es una especie de entre 30-70 cm de altura, excepcionalmente 100 cm, de un color verde glauco, glabra y de porte erecto. Es una hemicriptófita escaposa, es decir, una planta perenne que mantiene los brotes a nivel del suelo y desarrolla un eje floral elongado. La nieve, las hojas y las partes secas  de la planta cubren y protegen los brotes de los duros inviernos.

La inflorescencia es de tipo umbela, con la función de atraer a los polinizadores. Tiene un diámetro de entre 5-8 cm y está formada por 2-3 capítulos compactos, ovados-oblongos, de 1,5 cm de ancho y 2-4 cm de largo, raramente llegando a los 6 cm.

Eryngium alpinum, Apiaceae, Regina delle Alpi

El capítulo puede llegar a los 6 cm, con innumerables flores de unos 2 mm © Giuseppe Mazza

El involucro del capítulo está formado por 10-20 brácteas erectas, de un color azul amatista, de 6 cm como máximo, bipinnadas, laciniadas, rígidas y espinosas.

El capitulo, el involucro y las partes superiores de la planta poseen un espléndido color azul celeste-morado, que se puede definir como azul amatista, azul cobalto, e incluso, debido a los reflejos metalizados, azul acero.

Las flores, minúsculas, miden unos 2 mm. Son flores actinomorfas, con simetría radial, pentámeras, con 5 pétalos y 5 sépalos. Las flores periféricas son estériles o unisexuales mientras que las centrales son hermafroditas.

Las brácteas del involucro, entre 12 y 20, son de simetría radial y de consistencia rígida. Son bipinnadas, con lóbulos espinosos.

El cáliz está formado por 5 sépalos erectos de morfología ovada-lanceolada, de 2-3 mm de longitud.

Con 5 estambres, ovario inferior, con 2 estilos divergentes.

La floración ocurre entre julio y septiembre. La polinización es entomófila, mediada por insectos.

Las hojas basales tienen el limbo indiviso, triangular cordiforme, de consistencia suave. Con un largo peciolo, miden entre 5-20 cm de ancho y 15-25 cm de largo. Los márgenes, de un color verde brillante, son irregularmente dentados, con débiles espinas en los ápices.

Las hojas caulinares, distribuyéndose a lo largo del tallo, cambian de subsésiles a sésiles, presentando márgenes cada vez más hendidos (palmatisectas).  Los márgenes y los ápices se hacen más espinosos.

El tallo es glabro, erecto y ramificado en la zona superior, de un color verde azulado. En la zona central posee alguna estriación violácea longitudinal. El fruto es un aquenio, ovoide y espinoso, de 4-6 mm. El sistema radicular es alorrícico, con una raíz principal, profundo, compacto y bien desarrollado.

Los hábitats en los que crece son variados, pueden ser naturales como praderas, pastos, valles nivales, márgenes de bosques con césped, con hierbas altas, bosques de pinos de montaña, zonas de arbustos, o también ambientes más ligados a la presencia del hombre como carreteras y caminos rurales, zonas abandonadas, muladares, zonas escarpadas, laderas de ski y llanuras o pastizales artificiales.

Esta especie se ha convertido en extremadamente rara, incluso en riesgo de extinción en algunas localidades, debido a su belleza y en consecuencia, a su colecta indiscriminada.

Actualmente es una planta bajo protección absoluta, y los pocos lugares en los que permanece  se vigilan y monitorizan con asiduidad. Afortunadamente, está creciendo el número de viveros que proveen pequeñas plántulas ya cultivadas, por consiguiente, desalentando la recolección de especímenes en la naturaleza.

Eryngium alpinum, Apiaceae, Regina delle Alpi

En peligro y protegida debido a la recolección indiscriminada, crece entre 1500-2500 m de altitud, preferiblemente en herbazales húmedos © Giuseppe Mazza

Es cultivada en huertos y jardines en muchas variedades y con diferentes usos, como herbácea delimitante de zonas o como parte de un parterre de flores mixtas. También se colecta antes de que las flores se abran y se seca debidamente, utilizándose como elemento en colecciones de flores secas.

Es escogida tanto por su estilo rústico como por su particular color, azul morado con reflejos metalizados, bastante inusual entre las plantas de jardín. Se cultiva en grupos con más especímenes o en combinación con otras herbáceas perennes que contrasten en color, explotando así sus peculiares características de forma y color.

Eryngium alpinum no tiene requisitos particulares respecto al substrato. En la naturaleza crece indistintamente en calizas, dolomitas, calcesquistos, esquistos silíceos o areniscas. Aun así, el suelo ideal tiene un pH que tiende a básico, moderadamente fértil, bien drenado (no soporta los suelos encharcados, especialmente en las estaciones frías) y con una humedad media, especialmente durante la fase de crecimiento.

Tratándose de una especie alpina, se recomienda su cultivo en jardines de montaña. Prefiere pleno sol  y en la estación invernal soporta temperaturas de hasta -15 ºC. El diámetro de una planta adulta ronda los 50-60 cm. Para los especímenes cultivados en solitario se recomienda utilizar una estaca para su soporte.

Eryngium x zabelii, Apiaceae

Numerosas variedades e híbridos se preparan para los jardines alpinos y como elementos para composiciones de flores secas © Giuseppe Mazza

La variedad “Ametysth” posee capítulos más pequeños, pero de un color azul violeta más intenso. La variedad “Blue Star” es vigorosa y robusta, con capítulos abundantes de un intenso color azul, apropiada para formar grupos monoespecíficos o combinada con otras plantas, por ejemplo, gramíneas o especies pertenecientes a los géneros Oenothera y Verbascum.

Se propaga por semillas durante el otoño, por división en primavera y por cortes de la raíz durante el invierno.

El género Eryngium incluye unas 230 especies distribuidas por todo el mundo, siendo anuales o perennes, y caducas o perennes. Aquellas que se encuentran en áreas mediterráneas y regiones de Asia Central son más apropiadas para ambientes áridos y rocosos, mientras que las del continente americano están más dispersas en regiones húmedas y de temperaturas templadas o cálidas. Muchas de estas especies, gracias a su rusticidad y su valor decorativo pueden encontrarse en jardines naturales. Aquí hay algunos ejemplos:

Eryngium amethystinum – Italia, Balcanes – Florece en pleno verano. Produce capítulos cilíndricos de 2-3 cm, portados por tallos azul plateado. Las flores son de color azul amatista, y las brácteas espinosas son de un color verde plateado. Prefiere zonas soleadas, con suelos secos y bien drenados, evitando la humedad del invierno.

Eryngium x zabelii, Apiaceae

Eryngium x zabelii, aquí mostrada, es considerada por algunos como sinónimo de Eryngium x oliverianum. Si el clima es adecuado, son plantas fáciles de cultivar a pleno sol © Giuseppe Mazza

Eryngium bourgatii – Pirineos (España) – Tiene hojas basales pinnadas, con lóbulos espinosos, de color verde oscuro con vetas plateadas. Florece en pleno verano. Forma capítulos cilíndricos de 1-3 cm, portados por tallos azul celeste. Las flores son de un azul verdoso, las brácteas, superiores a los 6 cm de largo, son azul plateado. Tiene los mismos requerimientos que las especies anteriores. La variedad “Oxford Blue” posee un color azul plateado más oscuro.

Eryngium giganteum – Cáucaso – Capítulos cilíndricos, superiores a los 6 cm de longitud, florece en verano. Las flores, de un color verde pálido mientras se abren, adquieren un color azul acero. Las brácteas, superiores a los 6 cm de largo, de un color verde plateado, poseen márgenes espinosos. Con las mismas necesidades que las anteriores. La variedad “Silver Ghost” posee brácteas estrechas de un color plateado.

Entre los híbridos, cuyo cultivo es frecuente y mantienen las mismas exigencias hortícolas, podemos recordar Eryngium x oliverianum, conocido también como Eryngium x zabelii, y Eryngium alpinum x Eryngium giganteum cuyas hojas basales son de forma oval, con márgenes ligeramente espinosos, de un color verde oscuro, con estriación muy marcada. Florece a finales del verano, produciendo capítulos de color violáceo, de unos 4 cm de largo, y con brácteas lineares y espinosas de un color plateado con reflejos púrpura.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las APIACEAE clicar aquí.

error: Content is protected !!