Malapterurus electricus

Familia : Malapteruridae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

El Siluro eléctrico, Malapterurus electricus (Gmelin, 1789), pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden Siluriformes, que agrupa a los siluros o peces gato, y a la familia Malapteruridae, dedicada a los siluros eléctricos, que actualmente cuenta con dos géneros, Malapterurus y Paradoxoglanis, y 21 especies.

El nombre genérico Malapterurus procede del griego latinizado «μαλακός» (malacos) = blando, «πτερόν» (pterón) = ala, aleta y «οὐρά» (ura) = cola, en referencia a la inusual aleta dorsal adiposa ubicada cerca de la aleta caudal.

El nombre específico electricus recuerda que es un pez capaz de liberar descargas de hasta 400 voltios, como la anguila eléctrica (Electrophorus electricus).

Malapterurus electricus, Siluro eléctrico, Malapteruridae

El Siluro eléctrico (Malapterurus electricus) es un pez de agua dulce del África tropical. Para defenderse y aturdir a las presas, genera, según su tamaño, descargas eléctricas que alcanzan 350-450 voltios © Giuseppe Mazza

Zoogeografía

Malapterurus electricus es un pez de agua dulce del África tropical, presente desde la República Democrática del Congo, Uganda, Kenia, Etiopía y Sudán hasta la desembocadura del Nilo, donde los antiguos egipcios lo pescaban para comer y con fines terapéuticos, ya que utilizaban sus descargas eléctricas para el tratamiento de la artritis. Al oeste lo encontramos en República Centroafricana, Chad, Camerún, Nigeria, Níger, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Burkina Faso, Costa de Marfil, Mali, Guinea y Senegal.

Ecología-Hábitat

Es un animal nocturno que vive en ríos de caudal lento y en lagos, exceptuando el gran lago Victoria. Prefiere las aguas turbias con poca visibilidad, donde en la oscuridad las presas no lo ven venir, que luego digiere mientras descansa, durante el día, oculto por rocas y raíces.

Morfofisiología

Carente de escamas, Malapterurus electricus tiene la apariencia de una gran salchicha. Los machos pueden alcanzar 120 cm de longitud y un peso de 20 kg.

Las aletas están inusualmente desprovistas de espinas, un arma defensiva que en este caso es inútil dado que se defiende de los depredadores con poderosas descargas eléctricas.

La aleta dorsal, grasa y retrasada, está reducida al mínimo; la anal tiene 9-11 radios, las pectorales 9 y las pélvicas 6. La aleta caudal, más o menos truncada y con 9-10 radios, proporciona el impulso motriz, con natación torpe, similar a la de los peces globo.

Los ojos, prácticamente inútiles, son muy pequeños, y la boca es ancha, con labios gruesos. Tiene dientes finos dispuestos en bandas anchas en ambas mandíbulas y lleva 6 barbillas que, como en todos los siluros, tienen función sensorial y flanquean las vistosas fosas nasales, bien separadas. Las aberturas branquiales son estrechas, casi ocultas por las aletas.

La librea es de color marrón grisáceo, más pálida ventralmente, con manchas oscuras irregulares que se hacen más grandes hacia el pedúnculo caudal. Este presenta dos bandas del mismo color con una banda clara en el centro, un diseño mucho más evidente en los juveniles, que tienen el cuerpo rosado.

La electricidad proviene de miles de células eléctricas en forma de disco, llamadas electrocitos, muy juntas y conectadas en cadena para generar impulsos con un voltaje que puede alcanzar 350-450 voltios dependiendo del tamaño del pez. Aparecen en todo el cuerpo, excepto en las aletas y la cabeza, dispuestas entre la piel y una capa aislante que protege los órganos internos.

Malapterurus electricus, Siluro eléctrico, Malapteruridae

Sin espinas y sin escamas, similar a una salchicha, alcanza 120 cm y 20 kg. Capturado para consumo humano y amenazado por la contaminación, es una especie vulnerable © Giuseppe Mazza

Etología-Biología Reproductiva

Malapterurus electricus se alimenta de peces aturdidos por sus descargas eléctricas. Los adultos viven en pareja y los machos son particularmente territoriales, dispuestos a expulsar por cualquier medio a los intrusos de mayor tamaño que pueden ahuyentar a las presas. Para reproducirse, buscan cavidades adecuadas para desovar, y a menudo cavan galerías de hasta 3 m de largo, pero no se sabe mucho sobre el apareamiento y el cuidado parental.

El siluro eléctrico se considera actualmente como una especie en peligro. Amenazado por la contaminación ligada a las actividades humanas y por numerosos parásitos, se pesca sin control para consumo humano o para acabar como curiosidad en un acuario, donde, si el tamaño es adecuado, puede vivir hasta 10 años. La resiliencia de esta especie es indiscutiblemente baja, dado que se necesitan 4,5-14 años para duplicar sus efectivos diezmados por los eventos, y el índice de vulnerabilidad tiene un valor de 74 en una escala de 100.

Sinónimos

Silurus electricus Gmelin, 1789.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!