Electrophorus electricus

Familia : Gymnotidae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Electrophorus electricus, Anguila eléctrica, Gymnotidae

La anguila eléctrica (Electrophorus electricus), endémica de Sudamérica, puede emitir descargas de 480 voltios © Giuseppe Mazza

Electrophorus electricus (Linnaeus, 1766), comúnmente conocido como Anguila eléctrica, pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden Gymnotiformes y a la familia Gymnotidae, que actualmente consta de 2 géneros, Electrophorus y Gymnotus, con 43 especies.

El nombre genérico Electrophorus tiene una etimología interesante. Proviene del griego “ἤλεκτρον” (elektron), la aleación de oro y plata o, mejor aún, el ámbar, la conocida resina fósil muy demandada en aquella época que tiene el mismo color, y del verbo llevar, portar, “φέρω” (phérō). Es decir, es un pez que porta electricidad.

De hecho, en la antigüedad se había notado que, al frotar el ámbar, adquiría una carga y de esta característica se adoptó posteriormente el término “electricidad” (de la palabra griega para ámbar) para indicar esta nueva forma de energía.

El nombre específico electricus insiste en el mismo concepto en latín, como ocurre a menudo en los binomios científicos cuando se quieren enfatizar las características excepcionales de una especie. En efecto, no es normal encontrar un pez capaz de liberar descargas de más de 400 voltios.

Zoogeografía

Electrophorus electricus es endémico de Sudamérica, presente en Guyana, Surinam y Guayana Francesa, y quizás en Brasil y Venezuela. Actualmente se ha separado en tres especies, siendo las otras dos Electrophorus voltai, que habita en Brasil y Electrophorus varii, presente en Brasil, Guayana Francesa y Perú.

Ecología-Hábitat

Al igual que el Bagre eléctrico (Malapterurus electricus) es una especie nocturna de agua dulce, típica de los bosques tropicales de las llanuras que se inundan periódicamente por las crecidas de los ríos, conocidos como Varzea, y en general de pantanos y de cursos de agua lentos.

Electrophorus electricus, Anguila eléctrica, Gymnotidae

Además de por el número de poros laterales, de radios de las aletas pectorales y del voltaje de las descargas eléctricas, se distingue de las dos especies análogas, sin recurrir al ADN, por su característico hocico plano en forma de “U” © Giuseppe Mazza

Puede enterrarse en el fango para no ser arrastrado por crecidas repentinas, pero periódicamente sale a la superficie para tomar aire.

De hecho, su boca, que está muy vascularizada, actúa de pulmón y las branquias, atrofiadas, no sirven para absorber oxígeno sino para eliminar el dióxido de carbono.

En el entorno en el que vive es el pez dominante y constituye, él solo, el 70% de la biomasa de actinopterigios.

Morfofisiología

Aunque se conoce comúnmente como Anguila eléctrica, Electrophorus electricus no tiene nada que ver con las anguilas; de hecho, se trata de animales muy diferentes de otros tiempos, que aparecieron entre el Mioceno y el Plioceno.

Puede alcanzar los 2,75 m de longitud y pesar 22 kg.

Carece de escamas y de aletas dorsal y pélvicas.

Las aletas pectorales, con 32-38 radios, son de tamaño modesto, mientras que la aleta anal es muy larga y se fusiona con la caudal formando un órgano propulsor ondulante.

La boca es muy grande, para almacenar el aire que usa mientras bucea, con una hilera de dientes cónicos en cada mandíbula que puede servir para retener por un momento, durante el tiempo de descarga, las presas más huidizas.

Se diferencia morfológicamente de las otras dos especies por la forma de la cabeza. Como en Electrophorus voltai, el cráneo es plano, pero la cabeza, vista ventralmente, es más alargada y tiene forma de “U”. En cambio, en Electrophorus varii, que vive en aguas muy lentas y fangosas, sin piedras a las que poder adherirse en caso de un rápido imprevisto o para buscar presas, el cráneo es más corto y elevado.

Electrophorus electricus, Anguila eléctrica, Gymnotidae

Alcanza 2,75 m de longitud con un peso de 22 kg. La larguísima aleta anal se fusiona con la caudal formando un órgano propulsor ondulado © Giuseppe Mazza

También existen diferencias en el número de radios de las aletas pectorales y en el de los llamativos poros laterales: 88-101 para Electrophorus electricus, 124-186 en Electrophorus varii y 112-146 en Electrophorus voltai, sin mencionar el voltaje eléctrico que alcanza 480, 572 y 860 voltios, respectivamente.

Son peces provistos de tres órganos eléctricos. El órgano principal se encuentra en el dorso, mientras que en el área ventral se encuentra el análogo órgano de Hunter, y en la cola y parte posterior del pez, el órgano de Sach, que es el polo negativo del cuerpo y emite impulsos de bajo voltaje para identificar presas y congéneres.

Electrophorus electricus, Anguila eléctrica, Gymnotidae

Muy vascularizada, la boca actúa como un pulmón. De gran tamaño, permite tragar presas enteras aturdidas por fuertes descargas eléctricas © Giuseppe Mazza

La electricidad proviene del bombeo hacia el exterior de iones potasio, con carga positiva, por parte de miles de células eléctricas en forma de disco, llamadas electrocitos. Estos están bien apilados, producen 0,15 voltios cada uno y están conectados en una cadena que genera las descargas eléctricas.

Etología-Biología Reproductiva

Electrophorus electricus se alimenta de peces que aturde y traga enteros, pero también de frutos de los árboles que caen al agua y de animales terrestres que se acercan y a los que ataca saltando con la cabeza fuera. La descarga eléctrica, que no se dispersa en el agua, alcanza en estos casos la máxima potencia.

Electrophorus electricus, Anguila eléctrica, Gymnotidae

Son peces provistos de tres órganos eléctricos. El dorsal y el ventral pueden producir descargas de 480 voltios, mientras que la cola es el polo negativo del cuerpo y emite impulsos de baja tensión para descubrir presas y congéneres. La electricidad es producida por miles de células en forma de disco, muy apiladas, llamadas electrocitos © Giuseppe Mazza

En el caso de presas grandes sumergidas, también puede envolverlas, neutralizando sus músculos con una serie ininterrumpida de descargas a intervalos de un milisegundo. No hace falta decir que la electricidad también sirve para levantar a las presas y que es una potente arma defensiva, dolorosa y peligrosa incluso para las personas.

Los machos, de mayor tamaño y tres veces más numerosos que las hembras, construyen nidos de espuma y envían señales a sus compañeras con el órgano de Sach para invitarlas a desovar. Luego vigilan a las larvas en crecimiento hasta la temporada de lluvias, cuando las crecidas dispersan a los juveniles, que miden ya unos 10 cm de largo.

Electrophorus electricus, Anguila eléctrica, Gymnotidae

Los machos construyen nidos de espuma. Después de la puesta, que ocurre varias veces, vigilan el crecimiento de los huevos y de las larvas hasta la temporada de lluvias, cuando las inundaciones dispersan a los juveniles, de unos 10 cm de largo. Aunque ha sobrevivido millones de años, desde el Mioceno y el Plioceno hasta nuestros días, la anguila eléctrica es una especie amenazada © Giuseppe Mazza

Aunque ha sobrevivido millones de años, Electrophorus electricus es ahora una especie amenazada. Su resiliencia es baja, con un tiempo de duplicación teórico de sus efectivos de 1,4-4,4 años, y con un índice de vulnerabilidad de 61 en una escala de 100.

Sinónimos

Gymnotus electricus Linnaeus, 1766; Gymnotus tremulus Houttuyn, 1764; Gymnotus regius Chiaje, 1847; Electrophorus multivalvulus Nakashima, 1941.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!