Solenostomus cyanopterus

Famiglia : Solenostomidae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 


Traducción en español de Carlos Jiménez

 

Delgado como una hoja, el pez fantasma robusto (Solenostomus cyanopterus) tiene caracteres intermedios entre los caballitos de mar y los peces pipa

Delgado como una hoja, el pez fantasma robusto (Solenostomus cyanopterus) tiene caracteres intermedios entre los caballitos de mar y los peces pipa © Rafi Amar

El mimetismo definitivamente está en casa en el orden de los Syngnathiformes.

Por ejemplo, echemos un vistazo a las gorgonias, tan frecuentes en el colorido mundo de los corales. Sobre ellos viven unos diminutos caballitos de mar, como el Hippocampus bargibanti de 2 cm, que escapa de los depredadores imitando a la perfección sus pólipos, y gracias a su cambiante librea de camuflaje incluso su voraz pariente de 80 cm, Aulostomus chinensis, desaparece literalmente poniéndose vertical junto a los grandes abanicos de estos Alcionáceos dispuestos a sorprender a los pobres peces que pasan.

Luego están los que imitan el mundo verde. El maestro en este sentido es sin duda el dragón de mar frondoso (Phycodurus eques), que cuando nada tranquilo depredando sin ser depredado parece un montón de algas, pero en esta estrategia, a su escala, también destaca el pez fantasma robusto (Solenostomus cyanopterus Bleeker, 1854) bastante similar a un fragmento de hoja.

A menudo se balancea boca abajo en el Indo-Pacífico tropical, imitando la apariencia y el movimiento de las plantas en el lecho marino, y puede, cuando lo necesita, adaptar su color al entorno

A menudo se balancea boca abajo imitando la apariencia y el movimiento de las plantas en el lecho marino, y puede, cuando lo necesita, adaptar despacio su color al entorno © Klaus Stiefel (izquierda) y © Paddy Ryan (a la derecha)

Con el pez fantasma adornado (Solenostomus paradoxus) pertenece a los Solenostomidae, una pequeña familia que hoy en día tiene sólo este género y 5 especies con caracteres intermedios entre los caballitos de mar y los peces pipa.

Sin embargo, a diferencia de éstos, los huevos no son incubados por los machos, sino protegidos por las hembras en un vistoso saco ventral que nace de la fusión de las aletas pélvicas.

El género Solenostomus, creado por Lacépède en 1803, deriva compuesto y latinizado del griego antiguo «σωλήν» (solen) = canal, tubo y «στόμα» (stóma), boca, por las mandíbulas fusionadas para formar un tubo, como en efecto sucede en todos los Syngnathiformes excepto en los adultos del género Bulbonaricus, que lo pierden, como Bulbonaricus brauni durante el crecimiento.

Sin embargo, se ha observado que estos espectaculares cambios cromáticos no son instantáneos y requieren unas 36 horas

Sin embargo, se ha observado que estos espectaculares cambios cromáticos no son instantáneos y requieren unas 36 horas © Benoit Lallement

El término específico cyanopterus también proviene del griego antiguo “κύανος” (kyanos), azul, y “πτερόν” (ptéron), ala, con referencia a las dos manchas oscuras negro-azuladas presentes entre los radios espinosos de la primera aleta dorsal.

Zoogeografía

Solenostomus cyanopterus vive en las aguas tropicales del Indo-Pacífico occidental. A título orientativo, a partir del Mar Rojo, está presente a lo largo de las costas de Tanzania, Mozambique, Sudáfrica, Madagascar y las islas adyacentes de Comoras, Mayotte, Reunión y Mauricio. Más al norte llega a las Islas Maldivas, India y Sri Lanka.

Alcanza los 17 cm con casi 1/3 correspondientes a la cabeza, con su hocico largo y cilíndrico, que puede succionar repentinamente pequeños crustáceos y larvas de peces arrastrados por las corrientes

Alcanza los 17 cm con casi 1/3 correspondientes a la cabeza, con su hocico largo y cilíndrico, que puede succionar repentinamente pequeños crustáceos y larvas de peces © Rafi Amar

Luego, al este, lo encontramos en las Islas Andamán, en las aguas de Tailandia, Indonesia, Timor-Leste, Papúa Nueva Guinea y Australia hasta Nueva Caledonia.

Presente en Palau, colonizó Taiwán y Japón por el norte, y por el este, después de Guam y las Islas Marianas del Norte, Micronesia, las Islas Marshall y finalmente Fiji.

Sin embargo, cabe añadir que hoy, en 2022, existen en esta vasta zona varias especies muy similares bajo el nombre de Solenostomus cyanopterus. Algunos ya se han separado y es probable que se descubran otros nuevos con biología molecular.

Una pareja marrón. El pez fantasma robusto pasa la mayor parte de su vida en estado pelágico y sólo llega al fondo para reproducirse

Una pareja marrón. El pez fantasma robusto pasa la mayor parte de su vida en estado pelágico y sólo llega al fondo para reproducirse © Sonja Ooms

Solenostomus paegnius Jordan & Thompson, 1914, por ejemplo, se diferencia únicamente en la presencia de finos excrecencias de piel que le dan un aspecto peludo, y Solenostomus halimeda Orr, Fritzsche & Randall, 2002, especializado como su nombre indica, en imitar las algas del género Halimeda en gran detalle, añadió sólo unos flecos de camuflaje.

Ecología-Hábitat 

Solenostomus cyanopterus no es un pez común y fácil de observar. De hecho, pasa la mayor parte de su vida en estado pelágico y llega al fondo del mar sólo cuando se ha convertido en adulto, para reproducirse una sola vez y concluir así su existencia.

Esta hembra flamígera muestra bien las características de la especie: la primera aleta dorsal con 5 radios espinosos y dos manchas azules, las grandes aletas pélvicas fusionadas al cuerpo para formar el bolsillo de incubación, la segunda aleta dorsal transparente e idéntica a la anal, apenas visible sobre las protuberancias que preceden al pedúnculo caudal

Esta hembra muestra bien las características de la especie: la primera aleta dorsal con 5 radios espinosos y dos manchas azules, las grandes aletas pélvicas fusionadas al cuerpo para formar el bolsillo de incubación, la segunda aleta dorsal transparente e idéntica a la anal, visible sobre las protuberancias que preceden al pedúnculo caudal © Benoit Lallement

Monógamo y siempre en pareja, se puede observar hasta unos 25 m de profundidad junto a corales o acantilados ricos en algas, en praderas de fanerógamas marinas y en fondos arenosos entre plantas colonizadoras y hojas muertas a las que también imita en su movimiento ondulante en posición vertical con la cabeza hacia abajo. Le encantan las aguas tranquilas de lagunas y puertos, pero también se adentra en las aguas salobres de estuarios profundos y claros.

Morfofisiología

El pez fantasma robusto, como su nombre vulgar indica, es el más grande de los peces fantasma, con un cuerpo alargado y delgado que puede alcanzar los 17 cm de longitud.

El macho, más pequeño y esbelto, tiene aletas pélvicas bien separadas, de un tamaño similar a la primera aleta dorsal. En el hocico, pequeñas espinas y, a veces, crecimientos ramificados

El macho, más pequeño y esbelto, tiene aletas pélvicas separadas, similares a la primera aleta dorsal. En el hocico, pequeñas espinas y, a veces, crecimientos ramificados © Rafi Amar

No tiene escamas, pero está protegido por 25-35 placas óseas en forma de estrella.

En 36 horas puede cambiar su color para imitar el entorno en el que vive. Su librea, salpicada de pequeñas manchas blancas y negras que imitan las incrustaciones foliares, puede en efecto presentar, según las circunstancias, tonalidades verdes, amarillas, rojas, pardas o negruzcas.

La cabeza, con su hocico tubular y pequeñas espinas curvas junto a la boca, ocupa cerca de un tercio de la longitud total, y con esta larga herramienta Solenostomus cyanopterus succiona fulminantemente, como los caballitos de mar y dragones de mar, todos los pequeños crustáceos que ve en los alrededores, manifestando una marcada predilección por los camarones microscópicos del orden Mysida y las larvas de los peces que muchas veces llegan en masa llevadas por las corrientes.

En esta pareja el macho, normalmente un tercio más pequeño que la hembra, es bastante joven, como se deduce del delgado y aún visible pedúnculo caudal

En esta pareja el macho, normalmente un tercio más pequeño que la hembra, es bastante joven, como se deduce del delgado y aún visible pedúnculo caudal © Karen Honeycutt

Hay dos aletas dorsales. La primera, relativamente grande, con 5 radios espinosos, está alineada con la pélvica, mientras que la segunda, idéntica a la anal, es baja y transparente, con 17-22 radios inermes. La única forma de ver estos últimos es observar su punto de unión con mucho cuidado, en los dos ensanchamientos tuberculosos colocados justo antes del pedúnculo caudal. También las pectorales, próximas a la cabeza, son diminutas y transparentes, con 25-27 radios finos. Por el contrario, llama la atención la aleta caudal de 16 radios, a menudo truncada de forma rectangular, portada por un corto y delgado pedúnculo claramente visible en los machos jóvenes, pero a veces casi inexistente en las hembras.

Solenostomus cyanopterus es un pez monógamo. Siempre se desplaza en pareja por el fondo marino y se reproduce una sola vez en su vida. Aquí la hembra está claramente llena de huevos

El pez fantasma robusto es monógamo. Se desplaza en pareja por el fondo marino y se reproduce una sola vez en su vida. Aquí la hembra está claramente llena de huevos © Klaus Stiefel

Detalle ampliado que muestra en transparencia, bajo la fina piel del saco pélvico, los innumerables huevos. Miden menos de 1 mm y eclosionan después de unas 3 semanas

Detalle ampliado que muestra en transparencia, bajo la fina piel del saco pélvico, los innumerables huevos. Miden menos de 1 mm y eclosionan después de unas 3 semanas © Klaus Stiefel

El opérculo, como en el pez fantasma adornado, tiene un diseño de tablero de ajedrez inusual. El dimorfismo sexual es evidente porque las hembras son aproximadamente un tercio más grandes que los machos, sin mencionar sus llamativas aletas pélvicas de 7 radios, soldadas al vientre para formar un gran bolsillo que puede acomodar hasta 350 huevos. Los machos, más delgados, suelen tener pequeños crecimientos ramificados en el hocico.

Etología-Biología Reproductiva

La biología de esta especie es poco conocida.

Un joven de 3 cm. Solenostomus cyanopterus es una especie de "Preocupación Menor", que no está en peligro de extinción, pero bajo este nombre podrían existir otras especies de las que no se sabe nada

Un joven de 3 cm. Solenostomus cyanopterus no está en peligro de extinción, pero bajo este nombre podrían existir otras especies de las que no se sabe nada © Camilla Floros

Después de la fertilización, los huevos se pegan al lado interno de las aletas pélvicas de la hembra en la bolsa de cría ventral, donde reciben alimento de la yema y las paredes vasculares maternas. Tienen menos de 1 mm de ancho y eclosionan después de aproximadamente 3 semanas.

Al igual que los machos de los caballitos de mar, para reducir los riesgos asociados a la dispersión, las pequeñas larvas transparentes son expulsadas en pequeños grupos escalonados en el tiempo con sucesivas contracciones.

Los recién nacidos son transparentes y, al igual que en el Pez fantasma ornado, los radios de las aletas son muy largos en comparación con los adultos, más aptos para nadar en su larga vida pelágica.

Algunos ya se han escindido, como Solenostomus halimeda, arriba, que imita a las algas del género Halimeda. Aparte de algún penacho mimético característico, a primera vista es idéntico a Solenostomus cyanopterus. En los próximos años, con la biología molecular, las 5 especies del género Solenostomus podrían todavía aumentar

Algunos ya se han escindido, como Solenostomus halimeda, arriba, que imita a las algas del género Halimeda. Aparte de algún penacho mimético característico, a primera vista es idéntico a Solenostomus cyanopterus. En los próximos años, con prueba de ADN, las 5 especies del género Solenostomus podrían todavía aumentar © Sonja Ooms

Miden unos 3 mm y nacen con ojos ya pigmentados, una espina visible y su pequeño tubo de succión.

El pez fantasma robusto no es pescado por el ser humano y ni siquiera es de interés para los acuariófilos debido a la dificultad para alimentarlo y la corta duración de su vida. El bajísimo índice de vulnerabilidad a la pesca marca apenas 10 en una escala de 100 y en la Lista Roja Solenostomus cyanopterus ahora se encuentra en bajo riesgo (Least Concern, LC).

Sinónimos

Solenostomus bleekerii Duméril, 1870; Solenostomatichthys bleekeri (Duméril, 1870); Solenichthys raceki Whitley, 1955.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.