Veitchia subdisticha

Familia : Arecaceae


Texto © Alessandro Marini

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Veitchia subdisticha, Drymophloeus subdistichus, Arecaceae

Veitchia subdisticha es endémica de las selvas lluviosas de las Islas Salomón, donde crece a altitudes bajas y medias, alcanzando 14 m de altura con un tallo de 30 cm de diámetro. Las hojas arqueadas y exuberantes son particularmente elegantes por los grandes e inusuales segmentos foliares de ápice truncado y dentado © Mazza

Veitchia subdisticha (S.E.Moore) C.Lewis & S.Zona, 2011, es endémica de las Islas Salomón, donde crece en las selvas lluviosas a baja y media altitud. Su hábitat está amenazado por la agricultura y por los asentamientos humanos, pero la especie aún no se ha clasificado en la Lista Roja de la UICN.

El nombre genérico Veitchia está dedicado a una familia de influyentes viveristas ingleses activa desde el siglo XVIII hasta el siglo XX, cuyos exponentes más conocidos fueron James Veitch Jr. y su hijo John Gould Veitch, que importaron muchas especies de plantas raras a Europa.

El nombre específico subdisticha se refiere a la disposición de las flores en la inflorescencia y deriva de la composición del prefijo sub, que significa «casi» con los términos griegos dίs (dos veces) y stíchos (fila), que significa «dispuesto en dos filas».

Esta especie se ha reclasificado recientemente del género Drymophloeus al género Veitchia después de un estudio molecular sobre la subtribu Ptychospermatinae, a la que pertenecen los dos géneros Drymophloeus y Veichia. El estudio fue publicado por Carl Lewis y Scott Zona en el American Journal of Botany en 2011.

Tiene dimensiones medias, con un fuste solitario que puede alcanzar 14 m con un diámetro de hasta 30 cm, de color marrón/gris. El fuste es recto y delgado y se caracteriza por anillos oscuros que corresponden a las cicatrices de las bases de las hojas caídas. En muchos ejemplares, el tallo crece sobre un pequeño cono de raíces aéreas, de hasta 25 cm de alto y tan ancho como la base del tronco.

La corona es moderadamente densa y está formada por hojas pinnadas de hasta 2,5 m de largo, fuerte y elegantemente arqueadas desde la mitad del raquis. Las hojas presentan muchos segmentos foliares, de hasta 40 cm de largo, de color verde brillante en el haz y verde más claro en el envés. Los segmentos foliares son lanceolados, rectos y de hasta 10 cm de ancho, con un grosor considerable, y se caracterizan por tener el ápice truncado e irregularmente dentado. Se insertan en el raquis formando una sección en V. Estos elementos le dan a la corona una apariencia exuberante.

Las hojas tienen pecíolos verdes/grises muy cortos, que se vuelven casi negros en la base, en el punto donde el pecíolo se une a la vaina de la hoja.

Veitchia subdisticha, Drymophloeus subdistichus, Arecaceae

Los frutos comestibles, rojos al madurar, son ovoides y miden aproximadamente 2 cm © Giuseppe Mazza

La vaina mide hasta 120 cm de largo y envuelve completamente el fuste. Es de color verde/gris y está cubierta por un tomento claro por lo que a veces parece blanca.

La inflorescencia emerge debajo de la vaina foliar, en correspondencia con los anillos del fuste, mide hasta 80 cm de largo y se ramifica 3/4 veces.

La especie es monoica y las flores masculinas y femeninas están en la misma inflorescencia, dispuestas de acuerdo con la disposición típica que da nombre a la especie.

Produce gran cantidad de frutos, ovoides, de hasta 2 cm de largo y poco más de 1 cm de ancho. Al principio son verdes, luego amarillos y más tarde rojos cuando maduran. Las semillas son redondas, de hasta 1 cm de largo y 0,5 cm de ancho.

Los frutos son carnosos y jugosos; la población local los consume ocasionalmente.

Los nombres comunes con los que se llama la palmera son basibasi, mamawa u ori.

Veitchia subdisticha no es fácil de encontrar en cultivo, a pesar de sus indudables cualidades estéticas, y se ve principalmente en jardines botánicos y en grandes colecciones privadas.

Es adecuada para ser empleada como ejemplar aislado o en grupo, con plantas de diferentes alturas.

Al igual que otras especies del género Veitchia, su crecimiento es muy rápido, en climas adecuados.

Las plantas jóvenes prefieren lugares protegidos y a la sombra, pero luego, al crecer, se adaptan al sol directo. Esta especie no es exigente en cuanto a composición del suelo, pero requiere suelos húmedos muy bien drenados. En cultivo, el suelo no debe secarse entre un riego y otro. No le gustan los vientos fuertes.

Es una especie estrictamente tropical y crece bien en la franja subtropical y en áreas donde nunca hay heladas. La temperatura mínima no puede caer por debajo de 5 °C, de lo contrario la planta puede sufrir daños graves e incluso morir.

Sinónimos: Rehderophoenix subdisticha S.E.Moore, 1966; Drymophloeus subdistichus H.E. Moore, 1969.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!