Chrysiptera parasema

Familia : Pomacentridae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 

ignacio.gif
Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

La Chrysiptera parasema (Fowler, 1918), conocida vulgarmente como Damisela de cola amarilla, pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden de los Perciformes y a la familia Pomacentridae, que incluye más de 400 especies, como los peces payaso y las castañuelas.

El nombre del género Chrysiptera viene del griego “χρυσός” (khrusos) = oro y “πτερόν” (pterón) = ala, aleta, por la aleta caudal de color amarillo dorado. El epíteto específico, parasema, deriva también del griego “παρασημα” (parasēmon), término formado por “παρα” (para) = junto a, y “σημα” (sēma) = señal, en referencia al color del pez que es, en efecto, parasemático, ya que su vistosa cola amarilla llama la atención de los depredadores, evitando así que vayan a por órganos más vitales.

Zoogeografía

La Chrysiptera parasema está presente principalmente en las aguas tropicales del Pacífico occidental. La encontramos, a título indicativo, en Malasia, Indonesia, Filipinas, Vietnam, islas Ryukyu, Palaos, Papúa Nueva Guinea e Islas Salomón.

Chrysiptera parasema, Pomacentridae, Damisela de cola amarilla

De hasta 7 cm de largo, la Chrysiptera parasema está presente entre las formaciones coralinas de aguas someras del océano Pacífico occidental © Giuseppe Mazza

Ecología-Hábitat

Vive en aguas someras, entre los 1 y los 16 m de profundidad, ligada a formaciones madrepóricas, a menudo protegida por antozoos del género Acropora que ofrecen un buen refugio con sus fantasiosas ramificaciones puntiagudas o a placas horizontales superpuestas. Ama las aguas calmas de las lagunas costeras o las de las barreras coralinas junto a la costa.

Morfofisiología

La damisela de cola amarilla no supera los 7 cm. El cuerpo está comprimido lateralmente. La cabeza, pequeña y puntiaguda, está rematada en la parte delantera por una boca protráctil armada de minúsculos dientes finos y muy afilados.

La aleta dorsal, que el pez yergue cuando se siente amenazado, presenta 13 radios espinosos y de 10 a 12 blandos. Las pectorales, translúcidas, cuentan con entre 14 y 15 radios y son inermes, al igual que las pelvianas.

Chrysiptera parasema, Pomacentridae, Damisela de cola amarilla

Está armada de 13 radios espinosos dorsales y 2 anales, pero huye de los depredadores haciendo que se fijen en su vistosa cola amarilla en vez de en la cabeza © G. Mazza

El pedúnculo caudal y las zonas adyacentes son de un hermoso amarillo intenso que contrasta netamente con el azul eléctrico deslumbrantes del cuerpo, y es este el elemento que caracteriza a esta especie distinguiéndola de otras muy parecidas como Chrysiptera arnazae, Chrysiptera cyanea, Chrysiptera giti, Chrysiptera hemicyanea y Chrysiptera starcki.

Para complicar las cosas, híbridos aparte, la Chrysiptera parasema puede presentar amarillo también en las aletas pelvianas y en la parte posterior de la aleta dorsal y la anal. Puede añadirse que, en función del ambiente y el humor, el pez puede aclarar o hacer más intenso el azul, casi hasta el negro cuando se esconde asustado en una grieta, y que las escamas crean efectos iridiscentes.

También la Chrysiptera cymatilis y la Chrysiptera springeri  son de aspecto parecido, pero carecen por completo de amarillo.

Etología-Biología Reproductiva

La damisela de cola amarilla es una especie diurna prácticamente omnívora. Se alimenta de plancton, algas y pequeños crustáceos bentónicos que encuentra entre los corales. Los adultos nadan generalmente solos o en pareja, mientras que los jóvenes se mueven en pequeños grupos.

Chrysiptera parasema, Pomacentridae, Damisela de cola amarilla

Los huevos, pegados al fondo, son vigilados y ventilados por el macho. Llega a reproducirse en acuario, incluso en los de tamaño modesto, pero las larvas mueren de hambre © Giuseppe Mazza

Los machos son territoriales. Las hembras pueden llegar a poner 300 huevos que pega al fondo en un nido vigilado y ventilado por macho durante 3-4 días, hasta la eclosión.

Es un pez que se adapta bien a la vida de acuario, ya que es fácil de alimentar y se muestra menos agresivo y territorial que otros congéneres. Puede reproducirse en acuarios de tamaño modesto, pero las larvas, pequeñísimas, mueren de hambre.

La Chrysiptera parasema no es actualmente (2020) una especie en peligro de extinción. En caso de necesidad, las poblaciones pueden duplicar en menos de 15 meses sus efectivos, por lo que su índice de vulnerabilidad es de apenas 14 en una escala de 100.

Sinónimos

Abudefduf parasema Fowler, 1918.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!