Lophanthera lactescens

Familia : Malpighiaceae


Texto © Pietro Puccio

 

SUSANA.gif
Traducción en español de Susana Franke

 

Poco cultivada, la Lophanthera lactescens es un árbol de 20 m originario de Brasil © G. Mazza

Poco cultivada, la Lophanthera lactescens es un árbol de 20 m originario de Brasil © G. Mazza

La especie es originaria de Brasil (Acre y Pará) donde crece en áreas estrechas en la foresta pluvial preferentemente a lo largo de los cursos de agua, en bajas altitudes.

El nombre del género es la combinación del término griego “λόφος” (lophos) = altura, cresta y “anthera” del griego “ἄνθος” (anthos) = flor, con referencia a las crestas presentes sobre los lóculos de las anteras; el nombre de la especie es el participio presente del verbo en latín “lactesco” = transformarse leche, con referencia al látex blanco que exuda de las heridas de la corteza.

Nombres comunes: golden chain tree, milky lophanthera (inglés); lophanthera laiteux (francés); chuva-de-ouro-da-amazônia, lanterneira, lofântera-da-amazônia (portugués – Brasil); champán (español- Perú).

La Lophanthera lactescens Ducke (1925) es un árbol semideciduo, en particular en los climas más frescos y secos, de hasta 20 m de altura, con tronco columnar o ramificado cercano a la base, de 30-40 cm de diámetro, de delgada corteza marrón grisácea desde cuyas heridas exuda un látex blanco amargo, y copa generalmente piramidal.

Las hojas, sobre un pecíolo largo 3-4 cm, son simples, obovadas, opuestas o dispuestas en verticilos, coriáceas y con nervaduras marcadas, de color verde brillante, largas hasta cerca 24 cm y anchas 12-16 cm. Las inflorescencias presentes desde febrero a mayo en los lugares de origen, son tirsos terminales péndulos, largos cerca 40 cm, llevando algún centenar de pequeñas flores hermafroditas pentámeras, reunidas en cortas cimas de 2-3 flores cada una con sépalos, pétalos, filamentos y estilos de color amarillo oro y ovario supero, tricarpelar, trilocular, verde; las flores, que se abren en sucesión procediendo desde arriba hacia abajo, segregan una sustancia aceitosa que atrae a las abejas de la tribu Centridini, que son las principales polinizadoras.

El fruto es un esquizocarpo, fruto seco que en su madurez se divide en tres pericarpios indehiscentes de color grisáceo conteniendo una sola semilla piriforme negruzca, de 3 mm de largo y 2 mm de ancho.

Se reproduce por semilla, previamente sumergida en agua por un día, que debe ser sembrada en el más breve tiempo posible ya que posee una germinabilidad de breve duración, con tiempos de germinación de 2-6 semanas y la primera floración luego de 2-3 años, se puede reproducir por esqueje y acodo aéreo. Considerada entre las especies arbóreas más ornamentales por su exuberante follaje y las largas inflorescencias péndulas de larga duración, ha comenzado a difundirse en los países tropicales y subtropicales solamente en los últimos decenios del siglo XX. De veloz crecimiento, resulta de gran efecto paisajístico en parques y jardines, como ejemplar solitario, en grupo o en hileras, en particular como arboleda callejera, demostrándose apta a este fin también en ciudades particularmente contaminadas. Requiere un clima tropical o subtropical húmedo, una exposición en pleno sol o ligeramente sombreada y suelos profundos ricos en sustancia orgánica, ácidos o neutros, drenantes, mantenidos constantemente húmedos, pero sin encharcamientos.

Las inflorescencias son tirsos terminales péndulos, largos cerca 40 cm, llevando alcún centenar de pequeñas flores hermafroditas © Giuseppe Mazza

Las inflorescencias son tirsos terminales péndulos, largos cerca 40 cm, llevando alcún centenar de pequeñas flores hermafroditas © Giuseppe Mazza

Uno de los motivos que han limitado la difusión es la particular sensibilidad a los transplantes, conviene por lo tanto, donde es posible, sembrar directamente en su lugar definitivo, preparando oportunamente el terreno, aún en pleno sol o debajo de una ligera sombra. Por su veloz crecimiento se ha demostrado apta a la reforestación de áreas degradadas y además su madera posee buenas características de compactez, dureza, durabilidad y resistencia a los insectos xilófagos, apto por lo tanto para ser empleado en las construcciones y en varias obras de carpintería. Las hojas y la corteza son utilizadas por las poblaciones indígenas en la medicina tradicional, en particular como febrífugo en el tratamiento de la malaria.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MALPIGHIACEAE clicar aquí.