Xerochrysum bracteatum

Familia : Compositae


Texto © Pietro Puccio

 

SUSANA.gif
Traducción en español de Susana Franke

 

Cultivable también como anual, alcanza los 90 cm con cabezuelas de 5 cm © Mazza

Cultivable también como anual, alcanza los 90 cm con cabezuelas de 5 cm © Mazza

La especie es originaria de Australia, donde crece en pleno sol, en las zonas de clima semiárido y de tipo mediterráneo sobre suelos preferentemente rocosos y arenosos.

El nombre del género deriva de la combinación de los términos griegos “xerós” = seco y “chirós” = oro, con referencia a las brácteas similar al papel, de color amarillo de las inflorescencias; el nombre de la especie es el término latino “bracteatus” = recubierto de hojas de oro, con análoga referencia.

Nombres comunes: bracted strawflower, golden eternal flower, golden everlasting, paper daisy, paper flower, strawflower, straw daisy, yellow paper daisy (inglés); immortelle (francés); elicriso lucido, fior di carta, fiore di paglia (italiano); flor-de-palha, sempre-viva (portugés); flor de paja, flor de papel, immortal, oropeles, siempreviva (español); garten-strohblume (alemán).

La Xerochrysum bracteatum (Vent.) Tzvelev (1990) es una especie herbácea muy variable, anual o perenne de breve duración, con raíz pivotante y tallos poco ramificados, postrados o erectos altos 20-90 cm, áspero y recubierto por minúsculos pelos glandulares (o sea dotadas en el ápice de una glándula que segrega una sustancia a menudo viscosa).

Presenta hojas alternas sésiles (sin pecíolo) de elípticas a oblongo lanceoladas, largas 2-10 cm y anchas 0,5-2 cm verdes o gris verdosas, ásperas, pubescentes y recubiertas también ellas por minúsculos pelos glandulares.

Las inflorescencias terminales de 3-5 cm de díametro, sobre un pedúnculo largo cerca 15 cm, son las típicas cabezuelas de las Compositae constituidas por una multitud de brácteas similar al papel, brillantes, de color amarillo brillante, raramente blancas, en su hábitat, a menudo con estrías rojas en las más externas. Estas brácteas tiene la misma función que las flores del anillo externo, llamados flores del radio, presente en la mayoría de las Compositae pero no en esta especie, o sea aquella de llamar la atención de los polinizadores, como si fueran pétalos de una simple flor.

Brillantes brácteas blancas, amarillas, rosas, rojas y púrpuras © Giuseppe Mazza

Brillantes brácteas blancas, amarillas, rosas, rojas y púrpuras © Giuseppe Mazza

En las numerosas variedades seleccionadas en los últimos dos siglos, el color de las brácteas del involucro, además de amarillo y blanco, van del rosa, al rojo y al púrpura.

En el interior, en el receptáculo, se encuentran las flores, llamadas flores del disco, tubulosas de color amarillo. En particular en el anillo periférico las flores son femeninas, mientras en el centro, en número netamente mayor, algún centenar, las flores son bisexuales.

Los frutos, conteniendo una sola semilla y llamadas aquenios (o más correctamente cipselas) en las Compositae, son amarillentos, delgados, en sección cuadrangular, de 2-4 mm de largo y coronados por el papus, el cáliz modificado de la flor, que tiene la función de favorecer la dispersión, constituido por cerdas amarillas recubiertas por microscópicos y rígidos pelos.

Se reproduce fácilmente por semilla, cubierta sólo por un delgado estrato de mantillo (la luz favorece la germinación), que germina en 1-2 semanas con 20ºC de temperatura, la siembra se puede efectuar a fines de invierno en ambiente protegido o directamente en su lugar definitivo en primavera. También es fácil reproducir por esqueje, a los que se debe recurrir en caso de que se quiera conservar una particular variedad.

La especie presenta algunas particularidades que la diferencia de la mayoría de las Compositae que la han hecho rápidamente popular apenas introducida en Europa desde Australia. En primer lugar faltan las flores del radio y su función es asumida por las brácteas del involucro, que son numerosas, extendidas en completa apertura, de color brillante y de consistencia similar al papel.

Ideal para composición de flores secas, porque las brácteas no pierden el color © Mazza

Ideal para composición de flores secas, porque las brácteas no pierden el color © Mazza

Pero lo que ha llamado más la atención, es la larga duración de las cabezuelas secas, algunos años, con los colores de la brácteas que se mantienen inalterables, y por tal motivo están entre las más utilizadas en las composiciones de flores secas.

Para un mejor resultado, las flores se recogen antes de su completa apertura, sin las hojas y se hacen secar colgadas hacia abajo en un ambiente oscuro, fresco y ventilado.

Independientemente de este uso, son plantas muy apreciadas en los jardines, como borduras y canteros floridos en pleno sol, por el crecimiento veloz, la duración de las flores sobre la planta y el largo período de floración, que va desde primavera hasta bien entrado el otoño; para la refloración, es útil remover periódicamente las flores secas.

Se adapta a cualquier tipo de suelo, siempre que sea drenante, con riegos regulares en verano, pero dejando secar antes de volver a regar, siendo susceptible a la podredumbre radical por exceso de humedad, si bien no le agradan los climas excesivamente lluviosos, como aquellos de tipo mediterráneo.

Las formas perennes no soportan temperaturas de algún grado bajo 0ºC , se comportan y se deben tratar como anuales.

Cultivada en macetas, suspendidas para las variedades rastreras, es una especie para no devaluar en las decoraciones de balcones, terrazas y galerías, en pleno sol y con eventual agregado al sustrato de arena o perlita, alrededor del 25%, para mejorar el drenaje.

Sinónimos: Xeranthemum bracteatum Vent. (1803); Helichrysum bracteatum (Vent.) Andrews (1805); Helichrysum lucidum Henckel (1806); Helichrysum chrysanthum Pers. (1807); Bracteantha bracteata (Vent.) Anderb. & Haegi (1991).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las COMPOSITAE clicar aquí.