Jacaranda mimosifolia

Familia : Bignoniaceae


Texto © Prof. Pietro Pavone

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Jacaranda mimosifolia, Bignoniaceae

Semi-perenne, Jacaranda mimosifolia es una especie originaria de Argentina donde alcanza los 30 m de altura. Su apreciada madera es compacta y dura © Giuseppe Mazza

Jacaranda mimosifolia D. Don es una especie originaria de Argentina, Bolivia y Paraguay, comúnmente conocida como Jacaranda o Árbol lila.

El término genérico Jacaranda es la latinización del nombre indígena de estas plantas en la lengua tupí-guaraní de las tribus del Amazonas. El término específico alude a la morfología de las hojas que recuerda a las de la mimosa.

Es un árbol, a veces arbustivo, semi-perenne, de 8-20 m de altura, hasta 30 m en su región de origen, de tronco erecto y ramas robustas. Las hojas son elegantes, de color verde brillante, de hasta 45 cm de largo, compuestas, bipinnadas, con pinnas imparipinnadas formadas por numerosos pares (13-41) de foliolos sésiles, de ápice mucronado, ovado-lanceolados, elípticos u oblongo-elípticos, 3–12 × 1–4 mm, 25 × 7 mm los terminales. Permanecen en la planta hasta diciembre-enero.

Jacaranda mimosifolia, Bignoniaceae

Las hojas, de hasta 45 cm de largo, son compuestas, bipinnadas, de un hermoso verde brillante. Las inflorescencias, en densas panículas terminales, miden hasta 16 cm © Giuseppe Mazza

Las flores, de color azul violeta, son hermafroditas, zigomorfas, pediceladas y pentámeras. Se agrupan en panículas terminales erectas, de hasta 16 cm de largo. El cáliz es gamosépalo, campanulado, de 3-4 mm de largo, con dientes de ± 1 mm. La corola es gamopétala, tubular-ventricosa, bilabiada, con el labio superior trilobulado y el labio inferior bilobulado. Los estambres son cuatro, libres. Como en las otras especies del género Jacaranda, la flor tiene un estaminodio piloso más grande que los otros estambres (de 3 a 3,5 cm de longitud). El gineceo es sincárpico con ovario súpero, bicarpelar y bilocular.

Los frutos son cápsulas grandes leñosas, globoso-ovoides, de 3,2-6 × 3,7-6 cm, comprimidas, con margen ondulado, dehiscentes. Maduran en otoño-invierno y persisten en la planta durante mucho tiempo. Son de color cuero y contienen numerosas semillas aladas de 9–17 × 11–17 mm.

J. mimosifolia es una planta bastante sensible al frío, crece al aire libre sólo en regiones con un clima templado, resistiendo sólo durante breves períodos temperaturas cercanas a los 0 °C. Prefiere exposiciones soleadas con suelo bien drenado.

Jacaranda mimosifolia, Bignoniaceae

Las flores, azul-violetas, tienen los pétalos fusionados en una corola con un labio superior trilobulado y un labio inferior bilobulado. El estaminodio estéril, típico de las Bignoniaceae, aquí es piloso y más grande que los 4 estambres libres. Las flores, las hojas y la corteza tienen virtudes medicinales. Los estudios se centran hoy en día en sus propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, analgésicas y antitumorales. Recientemente se han obtenido híbridos de Jacaranda mimosifolia × Jacaranda cuspidifolia © Giuseppe Mazza

Por su vistosa e intensa floración y su bello follaje se cultiva en avenidas urbanas, en parques y jardines y no requiere cuidados especiales al ser una planta resistente y de muy rápido crecimiento. En regiones de clima riguroso, los ejemplares jóvenes de J. mimosifolia pueden cultivarse en maceta y mantenerse en el interior. Se multiplica por semilla en primavera, sin embargo, es bueno recordar que las semillas son recalcitrantes, es decir, deben necesariamente germinar en poco tiempo, de lo contrario pierden su capacidad de germinación. Su multiplicación es más fácil por esquejes semileñosos en verano (junio-julio).

Esta especie proporciona una madera compacta, dura y fácil de trabajar, apreciada para el trabajo de torno y marquetería, conocida como falso palisandro. Posee diversas propiedades medicinales. La corteza tiene propiedades anticonceptivas, eméticas y laxantes. La infusión, por vía oral, de flores, hojas y corteza se utiliza para el tratamiento del reflujo gastroesofágico, la hernia de hiato, la disentería amebiana y otros trastornos gastrointestinales.

Jacaranda mimosifolia, Bignoniaceae

Los frutos dehiscentes son grandes cápsulas leñosas, globoso-ovoides. Maduran en otoño-invierno y liberan numerosas semillas aladas © Giuseppe Mazza

Jacaranda mimosifolia, Bignoniaceae

Detalle de los frutos colgantes, de color cuero en su madurez, y de un fruto abierto para mostrar las semillas © Giuseppe Mazza

Se ha demostrado que los extractos in vitro de J. mimosifolia tienen acción antimicrobiana contra Bacillus cereus, Escherichia coli y Staphylococcus aureus. Actualmente, los estudios se centran principalmente en sus propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, analgésicas y anticancerígenas.

Jacaranda mimosifolia es similar a J. cuspidifolia, pero esta última tiene inflorescencias compactas y flores más grandes de un color cerúleo a azul-violáceo. Recientemente se han obtenido híbridos de J. mimosifolia × J. cuspidifolia con semillas fértiles capaces de generar plantas muy decorativas por sus flores jóvenes, aptas para el cultivo en macetas. En el pasado se creía que J. acutifolia era sinónimo de J. mimosifolia, pero estudios recientes sugieren la separación de estas dos especies debido a sus diferentes orígenes geográficos, ya que J. acutifolia es una especie propia de Perú. En base a esta distinción, los ejemplares cultivados tanto en áreas tropicales como subtropicales, provenientes de Argentina, pertenecen todos a J. mimosifolia.

Sinónimos: Jacaranda chelonia Griseb., Jacaranda ovalifolia R.Br.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las BIGNONIACEAE y encontrar otras especies clicar aquí.

error: Content is protected !!