Sacura margaritacea

Familia : Serranidae

PEPPINO.gif
Texto © Giuseppe Mazza

 


Traducción en español por el Dr. José Campos

 

Sacura margaritacea, Serranidae

Como sugiere el nombre japonés, los machos de Sacura margaritacea son del color de las cerezas, con manchas perladas en los costados como recuerda el nombre científico © Giuseppe Mazza

Sacura margaritacea (Hilgendorf, 1879) pertenece a la clase de los Actinopterygii, los peces de aletas radiadas, al orden Perciformes y a la familia Serranidae, con 75 géneros y más de 550 especies agrupadas en 3 subfamilias: Serraninae, como Serranus scriba; Epinephelinae, como Epinephelus marginatus y muchas otras especies, a menudo de grandes dimensiones, como el Mero gigante del Atlántico (Epinephelus itajara), que puede alcanzar los 3 m de longitud y un peso de aproximadamente 400 kg; y finalmente Anthiinae, a la que pertenece el Tres Colas (Anthias anthias), común en el Mediterráneo y muy similar a esta especie del área japonesa.

El nombre genérico Sacura proviene del japonés «Sakura», que significa cereza, en referencia al color, mientras que el término específico margaritacea deriva, latinizado, del griego “μαργαρίτης” (margarítes) = perla, por las elegantes manchas perladas que muestran los machos en los costados.

Sacura margaritacea, Serranidae

En cambio, las hembras son de color amarillo anaranjado con una vistosa mancha negra en las últimas 4 espinas de la aleta dorsal © Giuseppe Mazza

Zoogeografía

Sacura margaritacea tiene un área de distribución relativamente modesta. La encontramos en Japón, las islas Ogasawara, Corea del Sur, China, Taiwán y, mucho más al sur, en Nueva Caledonia.

Ecología-Hábitat

Es un pez de aguas templadas, entre 16,8 y 27,8 °C, que vive principalmente en ambientes rocosos a 15-50 m de profundidad, con temperaturas alrededor de 20 °C, donde crecen las gorgonias entre las rápidas corrientes oceánicas ricas en plancton.

Sacura margaritacea, Serranidae

Al crecer, pueden convertirse en machos. Esta es una hembra en fase de transición: la mancha negra va desapareciendo y la librea tiende a rojo con el típico diseño perlado © Giuseppe Mazza

Morfofisiologia

El cuerpo ovalado, moderadamente comprimido, es más largo que la cabeza y alcanza los 13 cm. La boca es grande, con la mandíbula inferior un poco más larga, como ocurre en los Serranidae, y como en Anthias anthias, el preopérculo y el opérculo tienen protuberancias espinosas y también hay dientes minúsculos en el vómer.

En todas las especies del género Sacura, la aleta dorsal tiene 10 radios espinosos, con el tercero especialmente alargado en los machos. Le siguen, en nuestro caso, 16-18 (generalmente 17) radios blandos con el tercero más del doble de largo. La aleta anal tiene 3 radios espinosos y 7 inermes. Las pectorales, con 16-18 radios, y las pélvicas son igualmente inermes. La caudal es ahorquillada, particularmente alargada en los extremos.

Sacura margaritacea, Serranidae

Además de Japón, Corea del Sur, China y Taiwán, esta especie de aguas templadas, a unos 20 °C, también se encuentra mucho más al sur, en Nueva Caledonia © G. Mazza

Existe un evidente dimorfismo sexual, pero no faltan las libreas intermedias porque es una especie hermafrodita proterogina, con hembras que pueden convertirse en machos a medida que crecen. Estos son de color rojo, a veces escarlata, con dos trazos a los lados formados por vistosas manchas perladas de contorno irregular que se funden en el mentón para continuar, a veces esbozando un tercer trazo, hacia la zona anal. En cambio, las hembras son de color amarillo-naranja con una vistosa mancha negra en los últimos 4 radios espinosos de la aleta dorsal.

Etología-Biología Reproductiva

Sacura margaritacea se encuentra a menudo en bancos muy grandes con cientos de individuos y numerosos machos. Obviamente, su estructura social es muy diferente de la de Anthias anthias, que se mueve en pequeños grupos formados por un macho dominante y un máximo de diez hembras.

Sacura margaritacea, Serranidae

Se alimenta de zooplancton y pequeños invertebrados a una profundidad de 15-50 m, donde crecen las gorgonias entre las rápidas corrientes oceánicas © Giuseppe Mazza

Sacura margaritacea se alimenta de zooplancton y otros pequeños invertebrados, pero se sabe poco sobre sus costumbres reproductoras.

Es un pez que puede superar los 10 años en los grandes tanques de acuarios públicos, pero aunque se ofrece a menudo a precios exorbitados, no es adecuado para acuarios domésticos debido a la dificultad para alimentarlo y a la necesidad de refrigerar el agua al menos en los meses calurosos. del año.

La resiliencia de la especie es actualmente buena (2020), con la posible duplicación de las poblaciones en menos de 15 meses y el índice de vulnerabilidad indiscutiblemente bajo, con solo un valor de 23 en una escala de 100.

Sinónimo

Anthias margaritaceus Hilgendorf, 1879.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

error: Content is protected !!